HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

La nueva política de drogas va por los eslabones fuertes, no por los campesinos

La nueva política de drogas del Gobierno Nacional “busca transitar de las economías ilegales a economías legales dentro el Estado social de derecho, proteger el medioambiente, y proteger la vida y los derechos humanos de las personas”, manifestó el ministro de Justicia, Néstor Iván Osuna, en la Conferencia Latinoamericana y del Caribe sobre Drogas que se desarrolla en Cali, Valle del Cauca.

Su intervención permitió entender un poco mejor en qué consistirá el proyecto que, en pocas palabras, se divide en dos partes.

Por un lado, plantea asfixiar a las organizaciones criminales. “Es una política que va a enfocar el esfuerzo penal de persecución del Estado a los eslabones fuertes del negocio del narcotráfico”, precisó el Ministro.

Por otro, pretende darles oxígeno a los eslabones débiles, entendidos como los campesinos cultivadores de coca. “Ellos no son los mafiosos del paseo, son gente pobre. El 90% ni siquiera son dueños de sus tierras. Les vamos a ofrecer un traslado a economías lícitas”, añadió el líder de la cartera de Justicia.

Entonces, no se estudia solamente la posibilidad de darles dinero por la sustitución de cultivos como se hizo en gobiernos anteriores, sino la de llevarles seguridad a sus territorios y presentarles una oferta integral de las instituciones del Estado “para que vivan sin el miedo de la mafia”.

Como explicó ayer el viceministro de Política Criminal, Camilo Umaña, la nueva política se construyó con la ayuda de las comunidades, con las cuales se desarrollaron diversos espacios de conversación.

Se espera que el texto sea presentado este mismo sábado en la ciudad, luego de las conclusiones de los presidentes de México y Colombia sobre el evento.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más