HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

´La UNGRD es un desastre´

La Contraloría General de la República anunció la apertura de un proceso administrativo sancionatorio contra el actual director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Olmedo López, y su antecesor en este cargo, Javier Pava Sánchez, por las irregularidades presentadas en el proceso de reconstrucción de Mocoa y su obstrucción al control fiscal

El contralor Carlos Mario Zuluaga calificó las acciones de los funcionarios como un “verdadero desastre”, debido a los incumplimientos y pocos avances presentados por la catástrofe en Mocoa sucedida en 2017.

“Quiero que sepan los pobladores de Mocoa que estos funcionarios se han creído con privilegios institucionales, al no asistir a las reuniones que solicita la Contraloría”, indicó Zuluaga, sumado a que los funcionarios no dieron respuestas y tampoco hicieron presencia en las mesas de seguimiento a la reconstrucción de la capital de Putumayo.

Según expresó el órgano de control, este proceso administrativo sancionatorio tiene la posibilidad de imponer una multa en un monto desde 1 hasta 150 salarios diarios devengados por el sancionado para la época de los hechos. Precisando que la sanción se puede tasar entre 5 y 10 salarios mínimos mensuales vigentes, precisó.

En el informe presentado por la Contraloría, se determinó que en la declaratoria de emergencia, se establecieron que debían establecer inversiones por valores de $1,6 billones; Sin embargo, “a dos meses de que venza el plazo determinado, solamente se han comprometido, ni siquiera ejecutado, $400 mil millones”, explicó.

El vicecontralor en Funciones de Contralor General, Carlos Mario Zuluaga, fue más allá al asegurar que “es inconcebible que después de 6 años las cosas están en peores condiciones que cuando ocurrió la avalancha. No se han mitigado los riesgos ni se han concluido varios de los proyectos de infraestructura que conforman este Programa de Reconstrucción”.

En las alertas presentadas, la entidad recalcó que la UNGRD tiene cuatro (4) contratos vigentes para las obras de mitigación de riesgos en la parte alta y no se han iniciado las obras desde diciembre de 2020 cuando se contrataron.

“Realmente no hay ningún avance en este proyecto de vivienda, lo que vemos es un retroceso frente a lo que vimos cuando vinimos en febrero pasado. Además, porque lo que están intentando construir se está deteriorando”, expresó el Contralor Delegado para el Sector Vivienda y Saneamiento Básico, Diego Alejandro Castro.

Estos retrasos se encuentran en la construcción de casas conocidas del proyecto Sauces I y II, de la cual el primer proyecto se tenían proyectadas 1209 viviendas y solo se entregaron 300; del segundo proyecto eran 909 viviendas y solo hay 168 en ejecución.

Otras irregularidades se suman a un megacolegio y la plaza de mercado, las cuales tienen 0% de avance luego de seis años después de la tragedia.

“Aquí ha habido negligencia por parte de las instituciones que deben liderar este proceso de reconstrucción. Ha habido un desinterés por tener presencia en el territorio y ayudar a resolver las situaciones que se dan con unos contratos que ameritan tener un seguimiento permanente de quienes tiene la responsabilidad de contratar, ejecutar, vigilar y llevar a feliz término los fines para los cuales fueron destinados estos recursos”, concluyo el contralor./Colprensa.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más