HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Hidratación constante es la recomendación de médicos

Las altas temperaturas pueden llegar a presentar lo que se llama ‘golpes de calor’ con síntomas leves hasta síntomas severos llegando incluso a provocar daños en el cerebro y en otros órganos vitales”, dijo la médica Liliana Lozano.

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

Las altas temperaturas y gran sofocación que se registra en Santa Marta obligan a los samarios, recientes y turistas a protegerse y a tener una constante hidratación.

Así coinciden algunos médicos y especialistas, quienes afirman que beber agua de forma regular es la recomendación más acertada para mitigar la intensa ola de calor caracterizada por unos rayos ultravioletas intensos que inciden en el aumento en la sensación térmica que se ha ‘trepado’ por encima de los 42 grados.

Esta situación térmica tiene en ‘aprietos’ a muchas personas con obesidad, así mismo a varios adultos mayores, pero especialmente a los pacientes con hipertensión a quienes los expertos recomiendan mantenerse en casa, en reposo para evitar estar expuestos a la intensa canícula solar.

La médica internista Liliana Lozano confirma que estamos ante una oleada de calor que ocasiona problemas de salud tanto para personas sanas como para personas que viven con alguna enfermedad.

“Los niños menores de 2 años y los adultos mayores son las personas que más complicaciones pueden presentar producto de estas oleadas. Estas altas temperaturas pueden llegar a presentar lo que se llama golpes de calor con síntomas leves hasta síntomas severos llegando incluso a provocar daños en el cerebro y en otros órganos vitales”, indicó la profesional.

A la pregunta ¿Cuáles son los síntomas de una ola de calor?, la médica Liliana Lozano respondió: “fiebre superior a 40 grados, cambios en el estado mental o un comportamiento, como puede ser confusión, agitación, balbuceo. Piel caliente y seca o sudoración excesiva. En ocasiones el calor puede dar náuseas, vómitos, taquicardias y palpitaciones.

Un golpe de calor provoca respiración rápida, dolor de cabeza e incluso desmayos, convulsiones y hasta coma. Dicho sea de paso, en personas que padecen de hipertensión arterial o diabetes, se puede presentar el caso de tener una elevación anormal de cifras de presión arterial o de glucosa.

“Por lo tanto, aún, cuando no sean personas de la tercera edad, deben seguir las mismas recomendaciones que se darán a continuación. Si bien es cierto, nosotros no podemos controlar el clima, lo que sí podemos es disminuir el riesgo de que esto suceda. Primero tome suficiente agua. Cuando hablo de suficiente es aquella cantidad que haga que su orina salga amarillo. Si siente que la orina está espesa, muy fuerte o de un color amarillo más oscuro tome más agua porque eso es un síntoma de deshidratación. Segundo, mantenga su casa fresca, trate de abrir ventanas en contraventanas para permitir la ventilación cruzada. También puede resguardarse en la habitación más fresca de la casa haciendo uso de los abanicos”, relató la médica.

Según la doctora Liliana Lozano hay otras estrategias que funcionan para mitigar las altas temperaturas como son utilizar ropa cómoda, preferentemente de algodón, que sea muy fresca y evitar las mangas largas.

“Cuide su alimentación, prepare comidas ligeras y equilibradas que contenga muchas frutas y verduras enteras, dado que contienen gran cantidad de agua y ayudan a la hidratación. No abuse con la toma de alcohol, cafeína o refrescos, puesto que esto produce más deshidratación. Evite exponerse a la luz solar entre las 11:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde. Tampoco haga ejercicio en dichas horas. No olvide sus mascotas, ellos también pueden sufrir golpes de calor, así que manténgase agua fresca todo el día. Consulte al médico en caso de presentar algún síntoma”, puntualizó Lozano.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más