HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

‘Ángeles de la guarda’ también evitan las desgracias humanas

Joven mujer decidida a lanzarse desde la azotea de un edificio fue rescatada y posteriormente ingresada a un centro médico a donde le brindaron atención médica y psicológica adecuada a pacientes en crisis y con predisposición al suicidio.

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

Increíble pero real. Dos intrépidos guardias de seguridad impidieron que una joven mujer acabara con su vida lanzándose desde la azotea de un edificio ubicado en un exclusivo sector turístico de Santa Marta.

Desde ese instante, los dos profesionales de la vigilancia privada Jesús Eduardo Echavarría Figueroa y José Sánchez Ramos, quienes laboran en la compañía Vivac Seguridad, se han convertido en los ‘ángeles de la guarda’ gracias a los entrenamientos recibidos que les permite actuar en repentinas eventualidades.

“En esta empresa Vivac que gerenciamos desde hace 18 años trabajan más de 700 guardas de seguridad quienes reciben capacitaciones continuas sobre distintos aspectos, el año pasado dictamos más de 62.000 horas de capacitación preventiva y de respuestas oportunas ante las múltiples circunstancias que suceden cada día”, dijo Nancy Navarro Duque, gerente de Vivac Seguridad.

Comentó además que en el episodio registrado en un edificio donde una mujer que había subido hasta la azotea para lanzarse al vacío se evitó gracias a la pericia de los guardas quienes se percataron de la situación a través de los circuitos integrados de vigilancia y de manera valerosa, pero riesgosa, la agarraron por sorpresa y la ponen a salvo.

De acuerdo con el relato de uno de los guardas, él se percata de una situación difícil entre una pareja en hechos registrados en un pasillo del edificio, al poco tiempo la joven mujer sale corriendo de manera apresurada y sube por las escaleras hasta la azotea. Estando allá se ubica justo al borde dispuesta a lanzarse.

En tiempo real y sin perder un minuto más el guarda junto a su compañero suben sin armas de dotación como establece un protocolo de prevención, y sin hacer ruido agarran a la mujer retirándose del área de peligro. A pesar de la agresividad, el forcejeo, los arañazos y hasta mordidas de que fueron víctimas, ‘los ángeles de la guarda’ lograron neutralizar a la fémina lanzándose a una piscina.

Realmente se pudo evitar una tragedia humana porque después de que la mujer fue rescatada de la muerte ingresó a un centro médico a donde le brindaron atención médica y psicológica adecuada a pacientes en crisis y con predisposición al suicidio.

Vale la pena mencionar que la empresa Vivac Seguridad lleva 24 años brindando vigilancia privada en Santa Marta y que el próximo año celebrará sus Bodas de Plata (25 años) en la ciudad. De manera paralela, sus directivos conformaron una compañía filial con razón social Multiservicios S.A.S. integrada por las esposas, madres y hermanas de los guardias de seguridad con el propósito de llevar un doble ingreso a los hogares de cada empleado.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más