HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Debate será en un mes

Así lo señaló el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, quien dijo que la iniciativa de ley deberá agotar los cuatro debates reglamentarios entre el Senado de la República y la Cámara de Representantes.

“Desde hoy tenemos dos meses para la aprobación final del presupuesto que tiene que ser sí o sí el 20 de octubre”, puntualizó Bonilla

El funcionario, además, aseguró que el presupuesto destinará una buena parte para la inversión el otro año. Mencionó: “Para el otro año el problema más grande que tenemos es que de los cerca de $ 500 billones de presupuesto, $ 100 billones son para el servicio de la deuda y realmente la inversión va a ser muy pequeña”.

De otro lado, el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla dijo el pasado martes en las comisiones económicas que de los $ 502,6 billones contemplados, para gastos se destinarán $ 310 billones, para el servicio de la deuda $ 95 billones y para el componente de inversión un total de $ 97 billones.

En ese mismo sentido, Guevara aseguró que se debió realizar un ajuste en los niveles de inversión de los diferentes sectores económicos.

REGLA FISCAL

 “Cumplir la regla fiscal y a la vez tratar de mantener la inversión es como el juego del equilibrista que a nosotros nos toca hacer”, enfatizó.

A su vez, el gerente del Banco de la República, Leonardo Villar, dijo que “como lo sugiere el Comité Autónomo de la Regla Fiscal, las proyecciones de ingresos y gastos que presenta el Marco Fiscal de Mediano Plazo no están exentas de riesgo”.

La cifra propuesta por el equipo económico supera en $ 67,6 billones el valor que inicialmente había previsto en el anteproyecto el Ministerio, y que era de $ 435 billones.

A pesar del incremento, el Ministerio de Hacienda indicó que el monto proyectado y presentado al Congreso es consistente con el Plan Financiero y el Marco Fiscal de Mediano Plazo, además de cumplir el principio de coherencia establecido por la Ley 1473 de 2011 que estableció la regla fiscal para el Gobierno Nacional y está alineado con el Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026.

En el monto total previsto, el Gobierno proyectó un aumento de 18,9% en los gastos de funcionamiento, que pasarían de $ 261 billones a $ 310,3 billones ($ 49,3 billones superior), rubro en el cual el mayor peso lo tendrían las transferencias, con $ 237,5 billones.

A su turno, en el servicio de la deuda, aspecto en el que el exministro Restrepo mencionó la incertidumbre como un factor que afectó el riesgo país, el PGN del 2024 incorpora una partida de $ 94,5 billones, un 20,4% superior al monto previsto en el presupuesto que está en ejecución, y que con la adición se ubicó en $ 78,5 billones.

De esos $ 94,5 billones, el documento detalla que $ 55,2 billones corresponden al pago de intereses.

DEUDA

 “El servicio de la deuda crece por encima de lo que crece el presupuesto simplemente porque tenemos una inflexibilidad en el manejo de los vencimientos en el año 2024”, explicó Bonilla.

Entre tanto, en el rubro de inversión el Gobierno proyectó que en el 2024 destinará $ 97,7 billones, es decir $ 14,5 billones más que el monto que ya está aprobado y en ejecución para el año en curso, con lo cual el aumento porcentual en este aspecto sería de 17,4%.

Bonilla indicó que aquí, en la inversión, es donde el Gobierno está decidido a estimular la reforma agraria, la transición energética y los procesos de desarrollo de la nueva estructura educativa y de salud, así como la reindustrialización. Aunque en el rubro de inversión sube mucho menos que los gastos de funcionamiento, como porcentaje del PIB pasaría de 5,2% en el 2023 a 5,8% en el 2024, pero en los gastos de funcionamiento esta relación sube de 16,3% actual a 18,3% en el documento que plantea el Gobierno.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más