HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Buscan a sicarios que mataron a zapatero

La Defensora de Derechos Humanos, Norma Vera, desmintió a la Policía y dijo que la víctima no tenía antecedentes.

Con el firme propósito de establecer las causas que desencadenaron el crimen de Horacio Bernal Cifuentes, de 52 años de edad, quien se ganaba el sustento diario como zapatero pero además ‘ambientaba’ el conocido ‘Callejón del Correo’, en el Centro Histórico de Santa Marta, con la música de los años 80 y 90, la Policía Metropolitana trabaja en articuladamente con la Fiscalía para establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar.

La institución policial informó que delegó un grupo de investigadores especializados, que es el encargado de llevar a cabo las labores de campo que consisten en la búsqueda de circuitos cerrados de cámaras de seguridad ubicados cerca de la escena del crimen, para analizar las grabaciones y poder iniciar la armadura del ‘rompecabezas’ que permitirá conocer los móviles del hecho de sangre que ha generado consternación.

No obstante, dentro de las pesquisas preliminares, la Policía pudo conocer que la víctima presentaba una anotación judicial como indiciado por el delito de fabricación, tráfico y porte de estupefaciente con fecha de 2010. “Se está llevando a cabo las labores que corresponden para conocer que conllevó al crimen de este adulto, por el momento no podemos decir si está relacionado o no con este antecedente”, dijeron fuentes investigativas.

NO TENÍA ANTECEDENTES:

Debido a la información que suministró la Policía Metropolitana de Santa Marta, en la que indican que la víctima presentaba una anotación judicial, la Defensora de Derechos Humanos, Norma Vera Salazar, en nombre de la familia de Horacio,  salió en su defensa y desmintió lo dicho asegurando que esta no presentaba problemas con la justicia.

“Eso es falso. Hay pruebas que demuestran que el señor Bernal no presentaba ningún tipo de antecedentes, disciplinarios, judiciales, fiscales y mucho menos penales; el señor Bernal era un padre de familia. Le pedimos a la Policía que deje de criminalizar inocentes”, dijo la Defensora de Derechos Humanos.

EL CRIMEN

El crimen de Bernal Cifuentes, que también comercializaba Long Play, se registró en la segunda entrada del barrio Ondas del Caribe, sector que colinda con los sectores de Luis Carlos Galán y Los Fundadores, cuando se transportaba en su moto hacia su lugar de trabajo.

La víctima de este atentado criminal era ampliamente conocida en el Centro Histórico de esta capital, teniendo en cuenta que durante varios años adelantó labores como zapatero en el conocido ‘Callejón del Correo’.

Así mismo, Horacio comercializaba discos en vinilo, también conocidos como LP (Long Play), con lo que ambientaba la zona mientras limpiaba los zapatos de quienes se lo solicitaban.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más