HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

El médico Arrieta fue degollado por su amigo español

Autoridades tailandesas revelaron que la autopsia realizada a los restos del cirujano Edwin Arrieta arrojó que murió tras ser degollado por el joven chef español Daniel Sancho. Así lo confirmó el número dos de la policía de Tailandia, Surachate Hakparn, investigador encargado de resolver este crimen.

“Tenemos ya los resultados definitivos de la autopsia. Primero se pelearon, según las pruebas, en el lugar (del crimen). Daniel le dio un puñetazo, luego el doctor (Arrieta) se cayó y se golpeó la cabeza contra el lavabo, pero no murió en ese momento, sino cuando (Sancho) comenzó a cortarle el cuello, según los forenses”, indicó el subdirector de la policía tailandesa, para El País de España.

Sancho ha permanecido detenido desde que confesó haber asesinado al médico Arrieta y mientras avanzaba el proceso de investigación en su contra, con el que la policía tailandesa espera dictar su sentencia.

ASESINATO PREMEDITADO

Sin embargo, este martes, ya se había concluido que la muerte del hombre de 44 años no fue un accidente, sino que esta fue premeditada, Así lo confirmó el equipo investigador durante una conferencia de prensa. Se creía que lo había apuñalado y descuartizado.

“Hemos consultado al fiscal sobre algunas de las pruebas y son suficientemente consistentes para acusarlo de asesinato premeditado, lo que conlleva la pena de muerte”, detalló Hakparn. Aunque todavía es incierto si la justicia tailandesa habrá de aplicar su máxima pena, por le dictará cadena perpetua.

El informe será entregado por los investigadores a la Fiscalía, y será esta quien decida, durante el juicio, cuál será la pena que deberá de enfrentar el acusado.

“Tenemos suficientes pruebas para que un tribunal lo condene. Esto no fue un accidente, quería matarlo porque hubo una compra de cuchillos y un hacha”, dijo el subdirector de la policía tailandesa, Surachate Hakparn, para medios nacionales e internacionales.

“El motivo del asesinato es que Daniel ya no quería mantener relaciones sexuales con Edwin”, explicó al presentar las conclusiones de la investigación ante la prensa. “No fue un accidente, hubo preparación”, insistió.

CONDENA A MUERTE

Bajo la ley tailandesa, el asesinato premeditado puede comportar una condena a muerte, aunque el reino asiático casi no aplica estas sentencias (la última ejecución se remonta a 2018).

El caso ha provocado ríos de tinta en Colombia y en España, donde la imagen del asesino confeso con aspecto de surfero californiano acapara las portadas de los medios del país.

El joven, que había hecho sus pinitos como cocinero, es hijo de Rodolfo Sancho, protagonista de la popular serie televisiva “El ministerio del tiempo”, y nieto de otro conocido actor, Sancho Gracia, fallecido en 2012.

A diferencia de su padre y su abuelo, dos actores reconocidos, el rostro de Daniel Sancho se ha popularizado en España por el asesinato y descuartizamiento de un médico colombiano en Tailandia.

Según la policía tailandesa, Sancho llegó a Tailandia el lunes 31 de julio y el jueves 3 de agosto, tres días más tarde, aparecían en un basurero los restos de su víctima: el cirujano plástico colombiano Edwin Arrieta Arteaga, de 44 años, con el que se le había visto pasear en moto por la isla, según unas imágenes de cámaras de seguridad.

La policía dijo que los motivos del asesinato no estaban claros, pero lo consideró “premeditado”.

Desde que el caso trascendió, el sábado 5 de agosto, hace ahora una semana, la imagen de este hombre de 29 años, de melena rubia rizada y aires saludables, de surfero californiano, llena los medios españoles, ayudada por la escasa actualidad política o deportiva del mes de agosto.

Las crónicas de los numerosos enviados especiales españoles a Tailandia han transportado a la opinión pública por los principales escenarios de esta historia: el bungalow en el que ocurrieron los hechos, la hermosa isla de Koh Pha Ngan y también su cárcel.

Los medios españoles difunden una y otra vez las imágenes del hombre esposado reconstruyendo los hechos con la policía, han entrevistado a la hermana de la víctima, al policía encargado del caso, a la mujer que le alquiló la moto a Sancho, a un compañero de escuela suyo -que no le dejó en buen lugar: “era narcisista y arrogante”, dijo a la televisión Cuatro- y a los abogados.

La familia de Sancho mantiene el silencio, salvo por un breve comentario de su tío pidiendo “máximo respeto” a la prensa y un comunicado a través de su abogado en el que afirmaban sentir “mucho el fallecimiento de Edwin”.

Daniel Sancho había hecho sus pinitos en las redes sociales como cocinero y tiene un canal de videos en Youtube llamado Puro Disfrute, con 1.000 seguidores -la cifra se ha quintuplicado desde el asesinato- y más de 30.000 visualizaciones.

Es hijo del actor Rodolfo Sancho, de 48 años, muy conocido por ser uno de los protagonistas de la serie de televisión, “El Ministerio del Tiempo”, en la que un departamento secreto del gobierno español viaja en el tiempo para tratar de corregir la historia, y de Silvia Bronchalo, también actriz.

Su abuelo paterno era el actor español Sancho Gracia, fallecido en 2012, y muy conocido también por una serie de televisión, “Curro Jiménez”, en la que interpretaba a este bandolero andaluz del siglo XIX, especialista en amargarle la vida a los invasores franceses.

´Ese tipo es un monstruo´

´Es una pesadilla horrible que ningún ser humano merece vivir. Pero debe ser más doloroso ser el papá de alguien que hizo algo así. Saber que su hijo es un monstruo”, aseguró Darling Arrieta, la hermana de la víctima, en una entrevista publicada por el diario español El Mundo.

El acceso de los medios a todo lo relacionado con el asesinato en Tailandia posibilitó que la televisión Telecinco hablara con Sancho, quien explicó que Arrieta le había amenazado, algo que subleva a su hermana.

La familia de Arrieta, por motivos religiosos, se opone a la pena de muerte. “Pero sí queremos una pena ejemplar puede ser incluso la cadena perpetua”, explicó a la AFP Miguel González, apoderado legal de los familiares.

En base a las pruebas de ADN, a la escena del crimen y a las imágenes que captan a Sancho comprando las herramientas para descuartizar a su víctima, la policía concluyó que el español cometió el crimen sin ayuda.

“De la escena del crimen y las pruebas de ADN hallamos que solo un hombre estaba involucrado: Daniel”, explicó el policía.

“Había dos cuchillos y un hacha. Las pruebas que tenemos contra él hicieron que Daniel confesara”, agregó.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más