HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

¡España, campeona del Mundial!

La reina Letizia y la infanta Sofía se saltaron el protocolo y celebraron la gran victoria de España en el Mundial Femenino. La euforia se apoderó del estadio australiano.

La Selección Española de Fútbol Femenino derrotó a Inglaterra y se proclamó como la campeona del Mundial femenino. Durante la celebración y la emoción, las deportistas de ‘La Roja’ se encontraron con la reina Letizia y la infanta Sofía en el terreno de juego.

La reina Letizia y la infanta Sofía se desplazaron hasta Australia para ser testigos de esta gran final y el resultado no podía ser mejor. La esposa de Felipe VI y su hija más pequeña han recibido a estas mujeres que han escrito un nuevo capítulo en la historia del deporte de nuestro país con un gran aplauso y admiración en los ojos.

La reina Letizia fue la encargada de entregar a la capitana el trofeo junto al resto de las autoridades. En medio de la emoción también se pudo ver a la infanta Sofía, bandera en mano y con una sonrisa perenne en la cara, muy integrada con las jugadoras en sus festejos. De hecho, medios españoles afirman que Sofía sería gran fanática del fútbol.

mundial futbol feminino

Este hecho fue comentado por algunos medios españoles, pues, al parecer, Letizia y Sofía se habrían saltado el protocolo. Si unos minutos antes del encuentro decidían hablar ante las cámaras de TVE, asegurando que era una “alegría” y “emocionante” estar en Sídney para acompañar a las jugadoras y al equipo técnico, cuando han sonado los tres pitidos finales del partido no han dudado en bajar al terreno de juego.

Por otro lado, las jugadoras le han entregado a la Reina y a su hija una camiseta personalizada. Sin embargo, la participación de las dos no solo quedaron ahí, ambas se sumaron a la foto de la victoria y a la euforia de la victoria. “¡Leti, Leti, Leti!, ¡Sofía, Sofía, Sofía!”, clamaban las jugadoras y el público.

EN REDES SOCIALES

La victoria también fue celebrada en las redes sociales de la Casa Real, donde en la red social X, conocida anteriormente como Twitter, anotaron: “¡Campeonas del mundo! Esto es fútbol y es historia. Gracias por hacer vibrar a toda España”.

España se tiñó de rojo y amarillo este domingo para celebrar la primera corona mundial de la selección femenina de fútbol, trece años después de la gesta lograda por sus homólogos masculinos.

La expectación creada en torno a la final mundialista en España se tornó en alegría y felicidad con la victoria 1-0 de la Roja sobre Inglaterra en Sídney.

CELEBRACIÓN

Por todo el país los aficionados celebraron la hazaña, que miles de ellos vieron en las pantallas gigantes instaladas en ciudades como Madrid, Barcelona o Zaragoza, entre otras.

En el polideportivo Wizink Center madrileño, 6.000 aficionados saltaron de sus asientos al grito de ‘gol’, ondeando banderas rojigualdas cuando Olga Carmona marcó el gol de la victoria.

“Ha sido muy emocionante, ya que no podíamos verlo en el campo, verlo aquí tiene una emoción especial y es muy importante el título que ha ganado España”, dijo Antonio Navarro, un trabajador de merchandising de 55 años, presente en el Wizink.

 “ALUCINANTE”

Los aficionados, la mayoría jóvenes y familias, acompañaron con aplausos y gritos de “¡España, España!” cada jugada peligrosa de la Roja, que se veía en las pantallas gigantes instaladas en el pabellón madrileño.

“Es alucinante, el ambiente, la gente, todo”, decía Amelia Frutos, de 25 años, mientras mostraba su bandera de España.

“No las tenemos todas con nosotras, pero hay que intentarlo. Inglaterra es una selección fuerte”, decía antes del partido Sonia Patrón, de 26 años, que, como la mayoría de los españoles, se mostraba esperanzada, aunque consciente de la dificultad.

Pero al sonar el pito final en Australia, ese temor inicial al rival, verdugo de la Roja en la pasada Eurocopa, se trocó en saltos y gritos de alegría y de “¡España, España! por la corona mundial, que hacían temblar las gradas del Wizink.

“Pan comido desde el principio”, ironizó Ricardo Gutiérrez, antes de admitir que “es ironía total, ha sido superdifícil”.

Este ingeniero, de 28 años, reconoció haber sufrido de lo lindo en los últimos minutos cuando Inglaterra atacó a la desesperada.

“Es una pasada, hemos hecho historia, somos legendarias, yo vengo del fútbol sala, pero me alegro tanto de que unas compañeras mías sean campeonas del mundo, es algo histórico para nosotros”, dijo Amelia “Ame” Romero, de 32 años, jugadora de la selección española de fútbol sala.

La campeona de Europa de fútbol sala en 2019 y 2022, insistió en que “confiaba mucho en el grupo que tienen, las jugadoras que hay ahí, ha sido un partidazo tanto de Inglaterra como de España, pero creo que hemos sido dignas campeonas del mundo”.

Sídney, Australia | AFP |

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más