HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

El duro llamado de Lafaurie al Eln tras denuncia de María Fernanda Cabal

El presidente de Fedegán se refirió al plan que tendría esa guerrilla para atentar contra su esposa.

Mediante un correo electrónico enviado en las últimas horas al despacho del fiscal general Francisco Barbosa, la senadora por el Centro Democrático, María Fernanda Cabal, denunció la semana pasada amenazas del Eln en su contra.

Luego de la denuncia, José Félix Lafaurie, esposo de Cabal y negociador con esa guerrilla, se pronunció en su columna semanal.

En primer lugar, Lafaurie escribió que no resulta consecuente que un grupo que hace parte de un proceso de paz, esté al mismo tiempo planeando atentados «orientados al exterminio de enemigos políticos».

«Primero, ‘quiero creer’ -lo dije el 3 de agosto- en el compromiso del ELN con el cese, y por eso prefiero descartar que la delegación del ELN tuviera conocimiento, pues incurriría en perfidia -deslealtad o maldad extrema-, agravada en mi caso personal, pues quedaría en la posición “surrealista” de negociar desprevenido con quienes quieren asesinar a ¡mi esposa!», dijo Lafaurie.

La denuncia de Cabal se basa en las informaciones publicadas en medios de comunicación de que la guerrilla, que adelanta diálogos de paz con el Gobierno, estaría tramando un plan para atacar al fiscal general Barbosa, así como a ella y al excomandante del Ejército, general (r) Eduardo Zapateiro.

Posteriormente, Lafaurie planteó otras dos hipótesis sobre las supuestas amenazas en contra de la congresista del Centro Democrático.

«Si los líderes del Eln en la mesa no tenían conocimiento, estaríamos ante una ausencia de control sobre sus unidades armadas en el país y en Venezuela, lo cual es una amenaza latente de incumplimientos al cese por cuenta de frentes disidentes, una película que ya vimos con el atentado a la Escuela General Santander», agregó.

Finalmente, no descartó que sea un intento de sabotaje de ciertos grupos «para proteger sus rentas ilícitas» y en busca de intentar «boicotear un proceso con vocación de locomotora del programa de paz del Gobierno».

«En cuanto a mí concierne, esperar ese pronunciamiento es mi compromiso con la Mesa, de la cual hago parte de buena fe, desde mis convicciones, que comparto con María Fernanda, sobre la Ley y el Orden como garantías de libertad y sustento de la civilidad. Solo en ese contexto, quiero seguir creyendo en un proceso que conduzca a un Gran Acuerdo Nacional y a la paz de Colombia», concluyó.

/El tiempo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más