HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Continúa la crisis con la energía en la cárcel Rodrigo de Bastidas

Ahora los nuevos pabellones son afectados por la falta del fluido.

Hace una semana en la Cárcel Rodrigo de Bastidas de Santa Marta se presentó una emergencia en horas de la madrugada por fallas en la caja de tacos que dejó sin energía una zona del penal, el daño fue arreglado el mismo día en horas de la noche, sin embargo, nuevamente el centro carcelario registra la misma situación, pero en esta oportunidad en los nuevos pabellones, viéndose afectados más de 200 reclusos que deben aguantar las altas temperaturas que se registran en la ciudad de Santa Marta.

“Efectivamente estuvimos informados de un nuevo año, en esta oportunidad afecta a los nuevos modulares. El modular 5, 6 y 7, que es un daño eléctrico. Nosotros vamos a realizar una visita para verificar, a que se debe todas las afectaciones, porque no es primera vez que ocurre”, informó el personero distrital, Edward Orozco.

Cabe recordar que los nuevos pabellones que registran la emergencia fueron entregados el 22 de diciembre del año 2021 y desde entonces han sido objeto de críticas debido a que de manera reiterativa se presentan fallas en los mismos, dejando en entredicho la calidad de la obra.

Además de fallas en los servicios como la ventilación al interior de las celdas, los reclusos estarían viéndose afectados en cuanto al sistema sanitario, el cual necesita de bombas para su funcionamiento.

“Hay una gran preocupación porque si no se da una solución inmediata, podría generar una emergencia sanitaria. Esa es la situación desde la Personería ya se hizo el requerimiento respectivo, solicitamos nuevamente la intervención inmediata por parte de la Uspec, y al Inpec, también en esta oportunidad le estamos solicitando para que sea parte activa en la solución de un conflicto que cada vez viene creciendo más y que termina afectando a toda la población carcelaria”, agregó el Personero.

La situación es cada vez más compleja, teniendo en cuenta que al momento de no contar con el fluido eléctrico por prolongadas jornadas, los guardianes del Inpec prácticamente quedan ‘ciegos’ puesto que el sistema de cámaras de seguridad automáticamente estaría dejando de funcionar.

“Las cámaras al momento en que no haya el servicio de energía no funcionan, el internet deja de funcionar, eso limitaría también el derecho de acceso a la justicia, no se podría entrar a las audiencias respectivas. Es por eso que estamos revisando la situación, no vamos a retirar ese apoyo, esa vigilancia que venimos haciendo como Ministerio Público y a esperar que se solucione por parte de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios-Uspec”, puntualizó Edward Orozco.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más