HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Reforma a ley 30 de 1992: derecho fundamental y cambios en Educación Superior

El proyecto de reforma a la Ley 30 de 1992 fue presentado, abordando diversos aspectos cruciales en el ámbito de la educación superior. Entre las principales medidas propuestas, destaca el reconocimiento de la educación superior como un derecho fundamental de carácter progresivo, enfatizando la relevancia de esta área en el desarrollo y bienestar de la sociedad.

En relación con la Constitución Política de 1991, se reafirma la autonomía de las Instituciones de Educación Superior (IES), garantizando su independencia y capacidad de tomar decisiones en su ámbito de competencia. De esta forma, se asegura la preservación de la oferta privada de educación superior, manteniendo su carácter sin ánimo de lucro, con el fin de brindar opciones variadas y complementarias en el sistema educativo.

Un aspecto importante de esta reforma es la búsqueda de cerrar brechas en el acceso, cobertura y permanencia en la educación superior. Se hace hincapié en reducir las desigualdades socioeconómicas y territoriales que pueden afectar a los estudiantes, para que se garantice una educación más equitativa y accesible para todos.

Además, entre todas las medidas abordadas resalta la transformación social como otro pilar esencial de esta iniciativa. Este proyecto de ley reconoce los saberes ancestrales y promueve el acceso a la educación superior considerando criterios de vulnerabilidad socioeconómica y territorial, lo que permitirá ampliar oportunidades para diversos sectores de la población.

Para fortalecer el sistema educativo, se contempla la incorporación de recursos del Presupuesto General de la Nación, equivalentes al 0,02% del PIB, en las Instituciones de Educación Superior estatales, lo que contribuirá al desarrollo y crecimiento de estas instituciones.

También, se espera destinar un porcentaje del presupuesto de cada IES en programas de bienestar y reducción de brechas, para priorizar el acceso, permanencia y graduación de los estudiantes. Se espera poder fomentar un entorno seguro, libre de violencias de cualquier tipo, para estimular el bienestar físico, mental y socioemocional de la comunidad educativa.

Por otra parte, es relevante el impulso de la democratización de las IES, exigiendo paridad de género en los Consejos Superiores Universitarios y Directivos, lo que permitirá una mayor representación y participación de los distintos actores en la toma de decisiones.

Adicionalmente, se espera que con esta reforma se dé una reestructuración del sistema de educación superior, integrando distintas tipologías de IES en un sistema estatal más acoplado, que fomente la cooperación y solidaridad entre las instituciones, con el objetivo de promover la movilidad de estudiantes y profesores, optimizar recursos y desarrollar programas académicos, de investigación y extensión pertinentes a los territorios y alineados con los estándares internacionales.

Para garantizar la calidad y la convergencia internacional del sistema de educación superior del país, es vital que se fortalezca el Sistema Nacional de Acreditación y se impulse la internacionalización de las IES, lo que contribuirá a su reconocimiento y prestigio a nivel global.

Por último, también se destaca la búsqueda para la dignificación de la labor en el ámbito educativo, estableciendo plazos para la realización de estudios de necesidades de personal y trámites de incorporación laboral en las IES estatales u oficiales, con el objetivo de brindar condiciones laborales adecuadas a los profesionales de la educación.

BOGOTÁ (Colprensa).

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más