HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Regresaron ventas informales y ocupación del espacio público

Frente a la Plazoleta de Pescados, más exactamente sobre el andén de la Avenida del Libertador, los talleres de motocicletas se lo ‘tomaron’ literalmente.

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

Totalmente indignados se encuentran los comerciantes formales ubicados en el sector del Mercado Público y zonas aledañas ante la proliferación de vendedores informales quienes volvieron a ocupar el espacio público.

Los inspectores adscritos a la Unidad Defensora del Espacio Público (UDEP) de la Secretaría de Gobierno Distrital no dan abasto para ejercer los controles, mientras tanto los denominados ‘carretilleros’ se pasean la zona generando traumatismos en la movilidad vehicular.

En los alrededores del edificio del Mercado Público y de la Galería comercial se ha incrementado el número de ventas estacionarias y ambulantes, mientras que el frente de la Plazoleta de Pescados y Mariscos, exactamente sobre el andén de la Avenida del Libertador, se lo ‘tomaron’ literalmente los talleres de motocicletas. Y el negocio es tan bueno que se ha extendido hacia la parte contigua al colegio La Industrial.

De acuerdo con lo informado, a partir del mes de agosto, la Alcaldía Distrital de Santa Marta de forma conjunta con la Secretaría de Gobierno, la UDEP, Secretaría de Desarrollo Económico y Secretaría de Seguridad implementarán una intensa brigada de formalización redoblando los operativos de control en aras de verificar la ocupación del espacio público.

Mientras tanto, se oyen quejas por parte de algunos comerciantes respecto a la labor que vienen ejerciendo los ‘Defensores del espacio público’ a quienes se les observa recorriendo la Carrera 5 o Avenida Campo Serrano, sitio que actualmente es objeto de unas obras de reconstrucción en el marco del proyecto de revitalización del centro histórico de Santa Marta.

El rebusque y la informalidad no dan tregua en la ciudad, es así como se observa cada día a varias personas con su ‘plante’ vendiendo frutas, verduras, y una variedad de refrescos aprovechando la intensa ola de calor que azota a Santa Marta.

Con las altas temperaturas que se registran en el ambiente samario también se ha aumentado la comercialización de jugos de borojó, corozo, guanábana, piña y las populares ‘paneladas’ y limonadas bien heladas.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más