HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

«Los sicarios estaban dentro del cementerio haciendo inteligencia»

Los sicarios que en Santa Marta mataron en la madrugada del domingo a Manuel Ricardo Ingirio García, alias ´Mañe´, terminaron de completar su macabra misión asesinando a su novia la samaria Yuleidys Paola Vargas Márquez, de 28 años, quien viajó hasta Barranquilla para asistir a su sepelio.

Dicha hipótesis ha venido siendo fortalecida por el grupo especial en investigación criminal del comando de la Policía Metropolitana de Barranquilla que está llevando a cabo las pesquisas que permitirán esclarecer los móviles del triple

Los investigadores judiciales, una vez fueron asignados en dicho proceso, se trasladaron hasta la escena del crimen para recopilar el mayor número de pruebas que les permitan armar el ‘rompecabezas’ de este homicidio, que al parecer, está relacionado con el asesinato de la pareja sentimental de Yuleidis.

Durante la recopilación de pruebas, los peritos judiciales analizaron grabaciones de circuitos cerrados de cámaras de seguridad, así mismo las versiones que manifestaron personas que presenciaron el atentado a bala.

Las primeras hipótesis dan cuenta que el asesinato de Yuleidis está relacionado con retaliaciones y ajuste de cuentas. Sin embargo, no descartan ninguna otra versión, teniendo en cuenta la relación sentimental que tenía la víctima con Manuel Ingirio García, asesinato, también a bala, en Santa Marta.

HICIERON INTELIGENCIA

Testigos aseguraron que los sicarios, previo al ataque a bala, estuvieron dentro del cementerio haciendo inteligencia para buscar el momento propicio para cometer su fechoría.

«Los disparos no se escucharon bien porque había un picó prendido. Ellas se abrazaron cuando empezaron a disparar y el pelao que estaba con ella también quedó lesionado», dijo un testigo a las autoridades.

LOS HECHOS

Como se indicó en la edición impresa, el doble crimen de las dos mujeres samarias se perpetró en la entrada del Cementerio Jardines de la Eternidad del Sur, ubicado sobre la avenida Circunvalar, entre los barrios Siete de Abril y Los Almendros (Soledad), cuando las víctimas, identificadas como Yuleidis Vargas Márquez, de 28 años de edad, y Dulce María Cervantes Morales, acompañaban el cortejo fúnebre de Manuel Ricardo Ingirio García.

La institución policial dio a conocer que dos individuos que se transportaban en una motocicleta llegaron hasta la entrada del camposanto y el que hacía las veces de parrillero, después de ubicar a Vargas Márquez, quien era pareja sentimental de Ingirio García, desenfundó un arma de fuego y le disparó indiscriminadamente. En el atentado, varios proyectiles alcanzaron a Cervantes Morales.

Tras lograr su cometido, los criminales huyeron con rumbo desconocido y las dos mujeres fueron socorridas por los asistentes al funeral, personal que se encargó de llevarlas en el menor tiempo posible hasta la sala de urgencias del centro asistencial más cercano, en donde los médicos de turno minutos más tarde confirmaron su muerte.

SIGUE LA RECOMPENSA

Una recompensa de hasta 50 millones de pesos mantiene la Alcaldía Distrital y la Policía Metropolitana de Barranquilla por información de los autores del atentado criminal.

“La Policía Metropolitana de Barranquilla rechaza los hechos ocurridos la mañana de este martes en inmediaciones de un cementerio ubicado a la altura de la avenida Circunvalar y en conjunto con la Alcaldía Distrital se ofrece una recompensa de hasta $50 millones de pesos, a quien brinde información que permita la identificación y captura de los responsables de este acto delincuencial”, señaló la autoridad a través de un comunicado.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más