HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Irene Vélez renunció a su cargo como ministra de Minas y Energía

Conocida como ´tormenta´, pero al final convertida en una brisita, tal cual como ocurre con los fenómenos naturales, terminó su paso por el gobierno la polémica y excéntrica ministra de Minas y Energía, Irene Vélez Torres. Solo la amistad de su papá con el Presidente Gustavo Petro llegó y la sostuvo en el cargo, donde su presencia se hizo insostenible para el mismo gobierno.

´Ha salido por la puerta de atrás, tal como ocurrió  con sus colegas Carolina Corcho y María Isabel Urrutia´, dijo la senadora Paloma Valencia.

´La exministra Irene Vélez le hizo mucho daño al país, a su economía a la confianza inversionista. Sus posturas bajo el amparo de ser una pitonisa ahuyentaron a numerosas empresas que estaban dispuestas a continuar sus inversiones en hidrocarburos´, agregó.

“Nadie dijo que el cambio sería fácil, pero aquí nadie se rinde”, con esa frase inicia la carta de renuncia publicada por Irene Vélez esta mañana, en la que confirma los rumores: deja el cargo ante las presiones por el escándalo que se desató hace unos días en el que se le señala de presunto tráfico de influencias.

El caso se remonta a enero de este año cuando, al parecer, la Ministra habría hecho una llamada a un funcionario de Migración Colombia para que permitiera la salida del país de su hijo menor de edad de manera irregular.

En el texto de cuatro páginas Vélez recopila una serie de logros que atribuye a su gestión durante los últimos 11 meses. Así mismo, agradece la oportunidad de liderar la cartera de Minas y Energía al primer mandatario: “Quiero agradecer el presidente Gustavo Petro por su confianza, permitiéndome liderar un sector históricamente tecnocéntrico y patriarcal”.

“Hoy, aunque la tarea no la damos por culminada, con profundo respeto por la institucionalidad decido apartarme del cargo de Ministra para evitar que las investigaciones en mi contra interfieran con la ejecución del programa del Gobierno”, continuó.

Es preciso recordar que tanto la Procuraduría como la Fiscalía ya anunciaron la apertura de investigaciones.

Tal y como se venía rumorando la ministra de Minas Irene Vélez confirmó su salida del gabinete presidencial tras la apertura de las investigaciones de la Fiscalía y Procuraduría por presunto tráfico de influencias.

A través de su cuenta de Twitter, la ahora exfuncionaria publicó una carta de cuatro páginas, donde agradeció al presidente Gustavo Petro por su confianza e indicó que por respeto a la institucionalidad decide apartarse del cargo y evitar que las indagaciones en su contra interfieran con la ejecución del programa del Gobierno

«Quiero agradecer al presidente Gustavo Petro por su confianza, permitiéndome liderar un sector históricamente tecnocéntrico y patriarcal. Hoy, aunque la tarea no la damos por culminada, con profundo respeto por la institucionalidad decido apartarme del cargo de Ministra para evitar que las investigaciones en mi contra interfieran con la ejecución del programa del Gobierno. Estaré siempre presta a responder a las autoridades cuando así lo requieran», señaló Vélez.

Del mismo modo, agregó que «nadie dijo que el cambio sería fácil, pero ni los ataques, ni las burlas lograrán distraernos de lo importante, ni arrebatarnos nuestras luchas, ni hacer claudicar nuestras banderas de justicia y dignidad. Han buscado desmoralizarnos y deslegitimarnos para evitar que cambiemos las estructuras de poder dominante y rompamos los círculos excluyentes de acumulación que nos han sumido en la pobreza y la violencia».

En la misiva también resaltó sus logros durante su paso en el Ministerio de Minas como la .»Hoja de Ruta 2020-2030 entre Colombia, Chile, Perú, Ecuador y Bolivia» para la Interconexión Eléctrica Andina y la ejecución presupuestal en inversión del Gobierno Nacional.

«Somos el sector con mejor ejecución presupuestal en inversión del Gobierno Nacional, con 63,2 %, y hoy estamos varios puntos por encima respecto a años anteriores. Aprobamos 429.052 millones de pesos para ampliación y mejoramiento de cobertura eléctrica a través de FAZNI Y FAER, para beneficiar 41.625 usuarios en departamentos con más necesidades y conflictos, como Guaviare, Cauca, Nariño, Casanare, Huila, Chocó, Córdoba, La Guajira, Vichada, Bolívar y Atlántico»  agregó en su comunicado.

Por su parte, el presidente Gustavo Petro acepto la renuncia de Irene Vélez, señalando que: «Irene se va sin que se haya perdido un peso, con adelanto importante en las tareas normativas para la transición energética y con la elaboración del nuevo código de minas. En su administración comenzaron a ser realidad las comunidades energéticas su retiro voluntario se debe a hechos anteriores a mi gobierno».

LAS INVESTIGACIONES

La Procuraduría General de la Nación anunció este 17 de julio, una investigación en su contra, después de conocerse que, en enero de este año, la ministra habría incidido para que le fueran otorgados de forma anómala los permisos correspondientes para que su hijo viajara a Europa desde la ciudad de Cali.

MARIDO SABROSO

Este nuevo escándalo en torno a la ministra Vélez se desató cuando la opinión pública y sectores políticos cuestionan que el esposo de la funcionaria, un cineasta holandés Sjoerd Van Grootheest firmará un contrato millonario con el Estado, por lo que la funcionaria fue acusada de nepotismo.

Específicamente, Van Grootheest acordó con el Fondo Colombia de Paz liderar estrategias de comunicación por un monto de 128.770.000 de pesos, los cuales serían pagados a través de montos mensuales de 10.730.861 de pesos.

Ante los señalamientos, la entonces titular de la cartera de Minas y Energía aseguró que “no hay ninguna irregularidad, ilegalidad o conflicto de interés”.

MOCIÓN DE CENSURA

Desde su nombramiento como ministra de Minas y Energía, Vélez ha estado dentro del ojo del huracán. Primero se habló de su inexperiencia para asumir un cargo tan importante. Pero también, se ha destacado por sus declaraciones fuera de contexto sobre asuntos como la compra de gas y la reducción de exportación de hidrocarburos.

De hecho, su propio círculo ventiló que Vélez le mentía el país. Tal es el caso de la exviceministra, Belizza Ruiz, quien cargó en contra de la titular de Minas antes de salir de su cargo.

Pero, contrario a lo que se pensaba, ninguno de los escándalos en torno a ella habían perjudicado su posición en el Gobierno. Hasta de los remezones hechos por el Ejecutivo salió ilesa, permaneciendo en su cargo, siendo, incluso, defendida por el propio mandatario nacional, cada vez que alguna declaración salpicaba su imagen.

Del mismo modo, se sabe que ha sido la primera funcionaria del Gobierno actual en ser llamada a moción de censura, sin que el procedimiento haya surtido algún efecto en su contra.

IRREGULARIDADES POR $ 70 MIL MILLONES

La Contraloría General de la República dijo que se adelanta una investigación sobre irregularidades en la ejecución de $70.000 millones del presupuesto del ministerio de minas y energía y que esta cartera ha descuidado.

El contralor delegado Carlos Mario Zuluaga dijo que “algunos operadores del servicio de energía han hecho un recaudo que debería estar nuevamente en los recursos del estado y no se ha hecho”.

Por último, señaló que esta auditoría ha puesto en evidencia que el Ministerio de Minas y Energía debe tener una mayor eficiencia y efectividad en el recaudo de estos recursos.

Esta noticia se da, luego de que la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, haya presentado su carta de renuncia al presidente Gustavo Petro. Sobre la salida de la ministra Irene Vélez no se pronunció.

TRANSPARENCIA TAPA ESCÁNDALO

Andrés Idárraga, secretario de la Transparencia, se refirió a la polémica que ha envuelto a la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, por los contratos que su pareja, Sjoerd van Grootheest, firmó con el Fondo Colombia en Paz, además del posible conflicto de intereses que debió declarar.

A esto se le suma el caso en el que la ministra Vélez habría influido ante un agente de Migración Colombia para permitir la salida del país de un menor de edad sin la autorización necesaria.

“Nosotros hemos dicho que no toleraremos actos de corrupción. Creemos que, ante el llamado de la justicia por presuntos casos (anteriormente mencionados), tendrá que dar la cara y defenderse ante esa situación”, aseguró.

Así las cosas, exigió que en el caso de la ministra Vélez “haya una debida diligencia”, pero que también esa celeridad y debido proceso se dé en otros casos de corrupción que involucran miles de millones de pesos de diferentes de la sociedad como la salud y la infraestructura llevan años archivados en la justicia.

“La Secretaría de la Transparencia no actúa de oficio. Sin embargo, la posición es que cada alto funcionario del Gobierno tiene que comportarse de manera recta”, concluyó.

LAS POLÉMICAS

Hace menos de una semana la noticia no era el presunto tráfico de influencias, sino el contrato por prestación de servicios otorgado a su esposo.

El realizador audiovisual Sjoerd Van Grootheest fue contratado por el Fondo Colombia en Paz por $128.770.000 millones de pesos para liderar una estrategia de comunicación sobre sustitución de cultivos ilícitos.

Lo que llamó la atención fue que en su última declaración de conflictos de interese, Vélez había dicho que no tenía pareja permanente. Luego, justificó lo ocurrido como un “error de digitación”.

Tal vez la salida en falso con más peso fue la publicación del informe Balance de contratos de hidrocarburos y recursos disponibles para la Transición Energética Justa, con el que sustentó que Colombia no necesitaba nuevas exploraciones de gas porque las reservas para consumo interno podrían alcanzar hasta 2042.

El propio José Antonio Ocampo salió a “apagar el incendio”, como era costumbre cuando estaba en su cargo de ministro de Hacienda, y varios funcionarios de la cartera de Minas y Energía argumentaron que no fueron consultados o que sus firmas fueron puestas sin conocimiento, puesto que no habían aprobado el documento en su totalidad.

Una de ellas, fue la viceministra Belizza Ruiz, quien renunció al cargo.

Vélez se enfrentó a dos mociones de censura. En la primera obtuvo 24 votos a favor de removerla y 132 en contra; y en marzo sobrevivió a la segunda, convocada por los senadores de oposición David Luna y Miguel Uribe Turbay. Fueron 57 votos contra 16 en esa oportunidad.

“Quienes hoy la apoyan asumirán también la responsabilidad política de la destrucción que este gobierno representa”, sentenció Uribe Turbay en su momento.

Pero lo que no lograron las mociones de censura, los errores de digitación, los argumentos desaliñados y la falta de rigor para sacar a Vélez del cargo lo alcanzaría una llamada telefónica para ejercer presión indebida.

LA NÚMERO 12 EN SALIR DEL GABINETE

El primer remezón se dio el pasado 27 de febrero cuando el presidente Petro decidió cambiar a los ministros de Educación, Alejandro Gaviria; Deportes, María Isabel Urrutia; y de Cultura, Patricia Ariza.

Casi dos meses después, el 26 abril, el jefe de Estado aplicó un remezón aún más grande en el gabinete, que apenas si completaba nueve meses de gestión. Los titulares de Hacienda, José Antonio Ocampo; Agricultura, Cecilia López; Interior, Alfonso Prada; Salud, Carolina Corcho; Ciencias, Innovación y Tecnología, Arturo Luna; TIC, Sandra Urrutia; y de Transporte, Guillermo Reyes, salieron de la nómina ministerial.

Los nombres que más suenan para llegar al Ministerio de Minas tras la renuncia de Irene Vélez son:

– Fernando Vargas

– Luis Álvaro Pardo Becerra

– Ricardo Rodríguez

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más