HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Murieron madre e hija por inhalación de gas

El abuelo de las víctimas resultó herido y logró salvarse.

La celebración del Día del Padre el pasado domingo terminó en tragedia para una familia en el barrio Pueblo Nuevo del municipio Pijiño del Carmen, Magdalena, donde dos de sus integrantes murieron por inhalación accidental de gas y otra persona resultó con graves lesiones.

Se trata de  Eva Sandrith Martínez, de 27 años de edad, su pequeña hija de 2 años, y  Robinson Martínez García, de parentesco padre y abuelo, conocido como ‘El Vidriero’, todos oriundos de Mompox, Bolívar. Madre e hija fueron halladas sin vida la mañana de al interior de una vivienda en avanzado estado de descomposición, mientras que el adulto permanece en la UCI de un centro médico de la localidad.

El hallazgo se registró en el establecimiento comercial Parqueteria y Vidriería – La Unión, en el sector comercial de la localidad, donde residía Martínez García. Los residentes del sector dieron aviso por el fuerte olor que se percibía en la zona. Cuando la patrulla del cuadrante llegó, encontraron en el lugar a la mujer y su hija, quienes yacían sin signos vitales en el piso sobre un colchón.

“Al llegar al lugar, se percataron del olor, golpearon la puerta, pero al ver que nadie respondía, procedieron a ingresar al local comercial y en una habitación encontraron los cuerpos sin vida de la mujer de 27 años, y de su hija de menor de 2 años, en el mismo sitio se encontraba Robinson quien aún tenía signos vitales”, dijeron las autoridades.

Tras ser rescatado en grave estado, esta persona fue auxiliada por la policía y con la ayuda de los vecinos es trasladado al centro médico del municipio, donde recibió valoración por parte de los médicos en turno, y por la cantidad de gas tóxico inhalado fue ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, donde permanece bajo estricta supervisión.

Según primeras indagaciones, Eva Martínez habría llegado con su hija a celebrarle el día del padre a Robinson Martínez, quien habitaba dentro del local comercial, y  estuvieron departiendo y tomando licor esa noche. Horas después decidieron ir a descansar en una de las habitaciones del lugar, y desde ese momento no se sabía de su paradero, hasta la mañana de ayer que sus vecinos fueron alertados por los fuertes olores que emanaba la entrada del establecimiento.

Las versiones de allegados indican que el hombre había estado usando la planta por la falta de energía en la localidad, se quedó dormido y olvidó apagar el motor. Al parecer el gas que emana presuntamente habría ocasionado la tragedia que causó consternación en Pijiño del Carmen, donde los residentes se quejan de los continuos cortes de energía.

Tras las primeras inspecciones y el levantamiento de los cuerpos a cargo de funcionarios de la Sijín, las autoridades que realizaron la inspección del lugar de los hechos establecieron que presuntamente murieron por accidente al inhalar gas producidos por una planta eléctrica que habrían utilizado estas personas dentro del lugar mientras descansaban. Sin embargo, esperan los resultados de Medicina Legal para confirmar si estas muertes tendrían relación con el gas inhalado.

Unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín adelantaron las diligencias de levantamiento y traslado de los cuerpos a la morgue de Medicina Legal. Familiares y amigos de las víctimas llegaron hasta esta dependencia y, en medio del llanto y de abrazos, lamentaban lo que había sucedido.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más