HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Niña saltaba en la cama y hélice de abanico le fracturó el cráneo

OCURRIÓ EN GAIRA

Una menor de 5 años de edad, identificada como Escarlet Saidi Contreras, se debate entre la vida y la muerte en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica El Prado, tras sufrir un accidente al interior de su casa, ubicada en el cerro Zarabanda, jurisdicción de Gaira, en el sur de Santa Marta.

De acuerdo con los detalles revelados por el progenitor, todo ocurrió cuando la pequeña se encontraba jugando en su habitación y se subió al espaldar de la cama para saltar hacia el colchón. Sin embargo, cuando dio el ‘brinco’, su cabeza golpeó con la hélice de un abanico de techo que tenía la velocidad máxima (4).

Debido al fuerte golpe, Saidi Contreras sufrió una herida amplia y abierta, lo que obligó a sus parientes a trasladarla en el menor tiempo posible hasta el centro de salud ubicado en ese sector. Según el padre de la afectada, allí los médicos de turno le limpiaron la sangre y luego le suturaron la herida sin realizarle una radiografía para constatar si la hélice le había afectado internamente.

Después de una hora de haber suturado la herida, los galenos le ordenaron su salida y le pidieron a sus familiares que continuaran la recuperación en casa. No obstante, la salud de la niña se complicó y sus padres tuvieron que llevarla nuevamente al mismo centro asistencial. “Cuando llegamos nos dijeron que ya debíamos llevarla a una clínica de mayor nivel”, relató el padre de la afectada.

Teniendo en cuenta que en el centro asistencial no había una ambulancia, la niña Escalet fue transportada en una motocicleta hasta la clínica El Prado, en donde ingresó, según su padre, con el labio morado y casi muerta, “Aquí le realizaron los exámenes correspondientes y nos indicaron que presentaba una fractura en el cráneo y le había quedado sangre por dentro”, afirmó.

Escarlet Saidi de inmediato fue ingresada a la Unidad de Cuidados Intensivos, en donde permanece siendo monitoreada por médicos especialistas y en las próximas horas será sometida a un cirugía. “Los médicos me dieron esperanza de vida de mi hija, pero poca. Confiamos en Dios”, puntualizó el padre de la niña.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más