HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

´Petro no sabe para dónde va´

El expresidente de la República, Juan Manuel Santos, rompió su silencio político en el que venía y lo hizo para formular serios reparos al gobierno de Gustavo Petro en todos los frentes.

Santos, en uno de los temas que mencionó, sostuvo que toda política pública que oriente un gobierno se debe explicar a la gente para que la acompañe. “Toda política pública se necesita que se entienda, es una regla de oro. Las políticas públicas tienen que tener una pedagogía para que la gente entienda que se está haciendo… el gobierno debe tener para dónde va y parece que éste no tiene claro para dónde va”, manifestó el exmandatario.

Frente a la negociación que hace la administración Petro con los distintos grupo ilegales, indicó que “con unos grupos al margen de la ley se requiere zanahoria pero también garrote, sin garrote no hay negociación” y apuntó que a los colombianos hay que explicarles como funciona esa política porque en su concepto los más importante es generar certidumbre.

Por otra parte el exmandatario dijo que es bien encaminado pensar en sustituir el petróleo, pero si advirtió que no de es un día para otro y menos sin sable y tener claro de dónde se sustituirán esos recursos.

Previamente Santos había dicho ante los banqueros que “Colombia está histérica porque hay demasiada confrontación y la incertidumbre ¿Cuál es el remedio para esa situación? Dejar la polarización, dejar a un lado las ideologías que generan rabia, odio y el miedo, es la materia prima del populismo que se convierte en regla de la izquierda y la derecha”.

Incluso en su comentario que aseguró no es frecuente porque no le gusta participar en temas políticos, fue más allá y sostuvo “que las redes sociales y el periodismo irresponsable de algunos medios”, también contribuyen a esa histeria y confrontación.

“Hago un llamado a volver a la calma, a la mesura, a la moderación, necesitamos esa moderación, lo importante es generar un diálogo constructivo que se encuentren entre contrarios y poder escuchar uno al otro en vez de agredirse. Un diálogo constructivo no es el que yo impongo al otro, sino que me siento a aprender del otro en espacios comunes”./Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más