HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Comunidad protesta por retrasos en las obras de la vía Tenerife-Plato

Según los líderes del municipio, la obra que debía ser entregada hace dos años, apenas se encuentra en un 50% de ejecución.

El municipio de Tenerife, Magdalena, se enfrenta a graves inconvenientes debido a los constantes atrasos en la construcción de una importante vía. Se trata de la carretera que comunica con la cabecera municipal de Plato.

El señor Romer Enrique Ordóñez Pérez, coordinador de la mesa de víctimas de Tenerife, y reconocido líder social, ha denunciado que la comunidad se encuentra afectada por un nuevo paro que se adelanta cada tres meses.

Esta situación no solo perjudica a quienes viajan hacia Plato y otros municipios y ciudades, sino también al comercio local.

Además, se ha descubierto que el concesionario encargado de la construcción ha incumplido los plazos establecidos y no ha realizado los pagos correspondientes a los trabajadores y proveedores de materiales.

Ante esta problemática, se hace un llamado urgente al Gobierno Nacional para que tome medidas y ofrezca una pronta solución.

La comunidad asegura que el atraso en la construcción de la vía ha generado una serie de inconvenientes que afectan de manera directa a Tenerife y poblaciones aledañas.

A pesar de que el plazo para la finalización de la obra se venció hace más de dos años, el concesionario ha solicitado prórrogas en múltiples ocasiones sin cumplir con los compromisos adquiridos.

Según Romer Enrique Ordóñez Pérez, “la vía se encuentra apenas ejecutada en un 50%, lo cual evidencia una falta de compromiso y seriedad por parte de la empresa encargada”.

NO LE PAGAN A LOS TRABAJADORES

Uno de los aspectos más preocupantes es la situación de los trabajadores y los proveedores de materiales.

“Hasta el momento, no se ha realizado el pago correspondiente a los trabajadores que participan en la construcción de la vía, lo cual ha generado una tensión laboral y un malestar generalizado”, agregó el líder social.

Adicionalmente, los proveedores que han suministrado los materiales necesarios para la obra tampoco han recibido su remuneración, lo que ha afectado su estabilidad financiera y su capacidad para seguir operando.

CONSECUENCIAS

La falta de avances en la construcción de esta vía ha generado consecuencias negativas para la comunidad de Tenerife.

Los constantes paros realizados cada tres meses por parte de la comunidad reflejan su descontento y cansancio ante esta situación.

Sin embargo, estos ceses de actividades no solo afectan a quienes participan en ellos, sino también a los habitantes que dependen de esta vía para desplazarse diariamente hacia sus lugares de trabajo o para realizar diligencias en otros municipios y ciudades cercanas, como Barranquilla, Cartagena y Valledupar.

Además de las repercusiones en la movilidad de las personas, el comercio local también se ha visto gravemente perjudicado.

El atraso en la construcción de la vía ha dificultado el transporte de mercancías y el acceso de los consumidores, lo cual ha afectado directamente las ventas y la economía de la región.

Ante esta problemática, Romer Enrique Ordóñez Pérez ha responsabilizado a Invías, la entidad encargada de supervisar y regular las obras viales en Colombia, por su complicidad en las anomalías presentes en la construcción de esta importante vía para Tenerife.

El líder social exige que Invías asuma su responsabilidad y tome medidas inmediatas para resolver esta situación que perjudica a toda la comunidad.

El llamado al Gobierno Nacional se hace con la finalidad de obtener una pronta solución a los atrasos en la construcción de la vía.

“Es fundamental que se destinen los recursos necesarios y se ejerza una supervisión efectiva para garantizar que el concesionario cumpla con los plazos establecidos y realice los pagos correspondientes a los trabajadores y proveedores”, sostuvo el representante de la comunidad.

Además, se requiere una mayor transparencia por parte de las autoridades competentes en cuanto al estado de avance de la obra y las medidas que se están tomando para solucionar los problemas existentes.

“La comunidad de Tenerife merece una explicación clara y precisa sobre las causas de los atrasos y las acciones que se emprenderán para corregir la situación”, detalló.

Es importante resaltar que la construcción de esta vía no solo es una necesidad para la comunidad local, sino que también tiene un impacto significativo en el desarrollo económico y social de la región.

El Gobierno Nacional, en colaboración con las autoridades locales, debe tomar cartas en el asunto y establecer mecanismos efectivos de seguimiento y control para garantizar que la obra se complete en el menor tiempo posible.

Asimismo, se debe velar por el cumplimiento de los compromisos laborales y el pago a los proveedores, evitando así perjuicios económicos y sociales a la comunidad.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más