HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Adiós Fiori

Cuando los amigos se van de ellos solo quedan los recuerdos y los libros. De mi gran amigo Heriberto Fiorillo rememoro los encuentros en su Barranquilla querida, las tertulias al pie de la playa en la casa de Patricia Lara en Santa Marta, con el ruido de las olas y el ensordecedor despegue y aterrizaje de aviones cerca del aeropuerto; los almuerzos en Bogotá con Roberto Burgos y Yiyo García Márquez; los cocteles del premio de periodismo Simón Bolívar.  Si, y también lo recuerdo cuando repaso sus libros de relatos, los de la Cueva y del también inolvidable poeta Raúl Gómez Jattin. Todos dedicados con frases de ternura y amistad.

Así rememoro a Fiori, el gran cronista, el gestor cultural, el hombre de cine quien tomó la decisión de irse a su tierra a resucitar el sitio en donde los maestros Gabo, Cepeda, Fuenmayor, Vargas y Nereo se reunían a mamar gallo, tomar cerveza y hablar de literatura. Y allí, en ese sitio, en La Cueva, lo vi por última vez hace tres años. Entonces fue cuando me enteré de su enfermedad. Me dijeron que ya no iba por allá pero al saber de mi visita se desplazó esa noche de octubre hasta el lugar a darme un gran abrazo, sin imaginarme yo que iba a ser el último. Llegó con la sonrisa de siempre pero ya no tenía aquella voz estentórea que lo caracterizaba sino era como un silbido del que brotaban palabras.

Se inventó el Carnaval de las Artes y se empeñó en revivir La Cueva, en el mismo barrio Boston, a dos cuadras de la 59 con Líbano, en donde nació él hace 72 años y por donde deambulaba siendo muy niño con su padre que lo llevaba de la mano para ir a los dobles del cinema San Jorge.

Fiori hizo carrera como periodista en cinco noticieros de TV y luego se fue a Nueva York a seguir en el oficio. Su producción como gran cronista quedó consignada en varios medios, entre otros El Espectador, y en cinco libros que dejó publicados.

Adíos amigo. Nos dejas a Claudia y a tus queridos hijos.

MICROLINGOTES

¡Por las señoras cayeron! Eso se llama por necesidades del servicio.

……..

El cuento de Benedetti y la doctora Saravia, aún está en pañales.

…….

La niñera del cuento tiene un pasaporte con más sellos que un notario.

……..

“En el Consejo de Estado están en contra Barrera”, Petro.

…….

La narrativa de Lula es ficción.

……..

Como cambian las cosas en un día: ayer no se escribe con “h” y hoy sí.

…….

*Abogado*Historiador*Periodista

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más