HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Sentido homenaje a Diomedes Díaz en su cumpleaños

No podía ser menos. Valledupar recordó en grande a Diomedes Díaz, el ‘Cacique de La Junta’, en su natalicio número 66, fecha que se convierte en una gran fiesta para los seguidores de uno de los exponentes más importantes de la música vallenata.

A las 5:00 de la mañana, los juegos artificiales dieron el preámbulo a la lista de homenajes que se extendieron hasta horas de la noche en al parque La Provincia de esta capital.

Frente a la tumba, donde reposan sus restos en Jardines Ecce Homo, adornada con flores blancas, amarilla y rojas, se congregaron sus seguidores, incluso llegaron desde el centro país, departamentos del Caribe y hasta del exterior.

Los espacios se convirtieron en una amena celebración. Entre aplausos, música y baile, todos honraron al ‘Cacique’, a quien recuerdan como el más grande, el artista que no dejó espacio para nada más en el folclor.

Las actividades en su honor iniciaron con la colocación de una ofrenda floral y una eucaristía presidida por el diácono permanente Albert Ariza.

Entre juegos artificiales y la interpretación de algunas de las canciones del inmortal, Diomedes Díaz, se dio paso a la serenata por parte del Mariachis Garibaldi, entonando canciones como Tu Cumpleaños, Amigo, Madurez, Aquí Estoy, entre otras.

Los asistentes rodeaban la tumba, tocaban su fotografía y hasta colocaban flores para honrarlo en su natalicio; además de corear los temas más emblemáticos del recordado artista.

NOS ENAMORARON CON MÚSICA DE DIOMEDES  

En el lugar era palpable la presencia de personas de otras ciudades. Muchos con atuendos en honor a Diomedes Díaz, otros con sombreros, acordeones y entonando como en coro las canciones más emblemáticas.

Debajo del palo de mango que regala sombra a la tumba 1108 donde reposan los restos del ‘Cacique’, se encontraban las hermanas Ana Julia y Luz Marina Naranjo, quienes desde Bogotá llegaron a Valledupar para celebrar el cumpleaños de su artista.

Ellas se autodenominan las ‘Reinas de Diomedes’ y cada año sus ahorros están destinados para viajar a la capital del vallenato. “Desde niñas somos seguidoras de Diomedes, se metió en nuestras venas y hasta nos enamoraron con su música. Temas como Gracias a Dios, El Cóndor Herido, Aquí Estoy,   son nuestros preferidos; por ello seguiremos defendiendo sus legado y visitaremos esta tierra hasta que el Señor lo permita”, afirmaron mientras bailaban y cantaban algunas estrofas.

Pero no solo las canciones identifican a los seguidores del artista, también el aspecto físico es simulado por muchos Diomedistas. Es el caso de Alberto González, trabajador minero, quien porta la cabellera larga, camisa manga larga, pantalón y botas para honrar a su ídolo

“Desde niño soy apegado al Cacique, siempre seguí sus éxitos y ahora la mejor manera de honrarlo es no fallarle en visitarlo el día de su cumpleaños. A los grandes se recuerda con orgullo, y eso es lo siempre he sentido por el artista que a través del vallenato dejó en alto a Colombia en el mundo”, afirmó entre risas.

Desde el municipio de Zapatoca, Santander llegó Ofelia Prada Rueda, quien se definió como embajadora de su tierra en todas partes del mundo. Lideró una excursión de 30 personas, a quienes además de mostrarle las bellezas naturales y culturales de Valledupar, vivieron la experiencia de disfrutar un homenaje musical a Diomedes Díaz.

Su atuendo era particular, un gran sombrero, gafas y un colorido vestido, impedían ignorarla, pero más aún sobresalía por la alegría con la que bailaba al son del vallenato. “Siempre he sido seguidora de Diomedes Díaz y lo admiro; en Santander existe mucha fanaticada por este género Nunca me imaginé que iba a tener esta oportunidad, escuchamos la Santa Misa, vimos a los hermanos del ‘Cacique’, bailamos y no podíamos irnos sin disfrutar el homenaje que le harían en el Parque La Provincia”, expresó.

Elver Díaz, hermano de Diomedes, agradeció como todos los años, a los seguidores del artista, por siempre acompañarlos en este homenaje. “Su presencia hace que el legado de Diomedes no desaparezca, mantienen viva su esencia y todo lo que dio por el folclor vallenato”.

El homenaje culminó en horas del mediodía en el camposanto, sin embargo, durante todo el día desfilaron fanáticos del ‘Cacique de La Junta’, para tomarse fotos, cantar y demostrarle su importancia que hasta hoy, aún después de muerto, tiene entre su fanática. Diomedes fue un fenómeno, le canto a la vida, a la mujer, al amor y a las vivencias que más saldrá de los corazones de quienes admiran su música.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más