HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

La falta de cultura ciudadana sigue afectando a el Camellón

Mientras esta importante obra es reparada, en otros espacios del mismo, inescrupulosos están haciendo uso indebido del mobiliario agilizando su desgaste.

Nuevamente quedó en evidencia la falta de control que se presenta en el Camellón de la Bahía, donde mientras se realizan acciones de mejora en el primer tramo de los tres anunciados por la Empresa de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUS) entre   la calle 10 hasta la 14, en otros sectores, personas sin cultura ciudadana y habitantes de calle lo siguen destruyendo.

Las denuncias son recurrentes a tal punto que ahora hasta las mesas de Ping Pong se han convertido en las camas de algunas personas que sin temor a una sanción, utilizan este mobiliario para tomar una siesta bajo una palmera y con la brisa del mar.

“Es lamentable esta situación, porque ha pasado, han venido niños a jugar, a darle el uso adecuado al espacio y se encuentran con la persona ahí durmiendo. Hace falta mucho más control por parte de la Policía y los funcionarios de Espacio Público, que solo se ensañan con los vendedores”, manifestó una comerciante de la zona.

Es preciso indicar que de manera permanente en el Camellón de la Bahía, hace presencia la Policía Metropolitana de Santa Marta, la cual cuenta con un CAI en la zona, además de los guardianes del espacio público de la UDEP, no obstante la presencia interinstitucional pareciera estar muy por debajo de la demanda de vigilancia que tiene el lugar.

“Acá hemos pensado que la mejor opción es que la Alcaldía le entregue la vigilancia a una empresa privada, porque ya es evidente que las autoridades no han podido cuidar el espacio, y seguramente no tendrán los recursos para hacer arreglos a cada rato”, indicó Celso Cardona.

De la misma forma, los locales comerciales que aún siguen sin ser ocupados, continúan siendo utilizados por habitantes de calle y personas inescrupulosas para consumir sustancias psicoactivas y para tener relaciones sexuales.

“Esos módulos permanecen vacíos y no se los dan a la gente para que los ocupe, a los artesanos. Ahí se meten a consumir droga y a hacer de todo, y las autoridades poco o nada hacen. Ya está bueno que sigan permitiendo que las cosas buenas de la ciudad se echen a perder”, agregó Mónica Sánchez, comerciante.

CONTINÚAN LAS REPARACIONES

Por su parte la EDUS continúa reparando los daños que ya venían evidenciándose en el renovado Camellón de la Bahía, donde se espera que esté listo para ser sede de múltiples eventos en la Fiesta del Mar, por tal razón se continuarán ejecutando las labores de manera sectorizada y el segundo tramo irá desde la calle 18 hasta la 22 y finalmente desde la calle 15 hasta la 17.

Las labores de mantenimiento incluyen arreglos del piso y del césped, donde se instalarán elementos con mejores características y mayor durabilidad que garanticen la preservación del lugar.

“Vamos a volver a colocar las cosas en su lugar, y para poder solucionar lo que personas sin ninguna cultura ciudadana están haciendo. Cuidemos las infraestructuras públicas, porque son para ustedes y esperamos que desde la cultura ciudadana entre todos podamos cuidar lugares tan hermosos como el Camellón de la Bahía y el Rodadero”, puntualizó la alcaldesa Virna Johnson.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más