HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Gobierno suspende el cese al fuego con las disidencias

Los jóvenes habían sido reclutados y en su huida fueron salvajemente muertos por los terroristas con quienes el gobierno negocia ingenuamente, denunciaron defensores de derechos humanos.

El presidente de la República, Gustavo Petro, suspendió el cese al fuego que tenían las fuerzas militares para con el grupo ilegal del Estado Mayor Central o disidencia, esto tras el asesinato de cuatro jóvenes indígenas que se negaron a ser reclutados.

En un comunicado de prensa que entregó el mandatario este lunes festivo señala que ese crimen es «un hecho atroz que cuestiona la voluntad de construir un país en paz» y que además «no hay justificación alguna para esta clase de crímenes».

Al parecer, según se ha precisado por las autoridades, tras del asesinato de cuatro jóvenes del pueblo murui, en Putumayo, está el frente ‘Carolina Ramírez’, aliado del llamado ‘Estado Mayor Central’ de las disidencias Farc.

Los jóvenes pertenecían a la comunidad Guaquira y ya el 15 de mayo la guerrilla ya les había hecho un registro, pero el 17 de mayo volvieron para asesinarlos en la comunidad de Los Estrechos, en Solano, Caquetá, en plena frontera con el departamento de Amazonas.

Precisó el comunicado del mandatario que se suspende el cese del fuego tras escuchar a las comunidades y tener presente la grave violación del Derecho Internacional humanitario por parte de esta organización al margen de la ley, sumado a otros hechos que generan incertidumbre y zozobra en la población».

Se precisa además que «en consecuencia, se informa que el cese del fuego bilateral que había actualmente con este grupo armado en los departamentos de Meta, Caquetá, Guaviare y Putumayo se suspende y se reactivan todas las operaciones ofensivas».

COMUNICADO DEL GOBIERNO

El día de ayer se conoció el asesinato de cuatro menores de edad por el frente Carolina Ramírez, del Estado Mayor Central, en el departamento del Putumayo. Un hecho atroz que cuestiona la voluntad de construir un país en paz. No hay justificación alguna para esta clase de crímenes.

Hoy, después de escuchar a delegados de las comunidades y del Consejo Extraordinario de Seguridad —y debido a la grave violación del Derecho Internacional Humanitario por parte de esta organización al margen de la ley, sumado a otros hechos que generan incertidumbre y zozobra en la población—, el Gobierno tomó la decisión unilateral de suspender parcialmente los efectos del Decreto 2656 del 2022.

Para informar esta decisión se convocó a los delegados del EMC-FARC en el mecanismo de monitoreo, quienes se excusaron de asistir. En consecuencia, se informa que el cese bilateral que había actualmente con este grupo armado en los departamentos del Meta, Caquetá, Guaviare y Putumayo se suspende y se reactivan todas las operaciones ofensivas. Estas actuaciones serán realizadas bajo el respeto de los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario. La decisión se hará efectiva en las próximas 72 horas.

Además, se invita al EMC-FARC a ratificar la participación de sus delegados en los mecanismos locales en los que sigue vigente el cese al fuego. Hemos constatado la distensión que se ha logrado en otros territorios donde opera el EMC-FARC por el respeto al cese al fuego y cómo se han evitado daños irreparables a la vida e integridad de los pobladores.

Si el cese al fuego bilateral no es efectivo en determinados territorios para proteger la vida y la integridad de toda la población, no tiene sentido persistir en ello.

El Gobierno colombiano compartirá en las próximas horas los nombres de los integrantes de su delegación para la mesa de conversaciones de paz con el EMC-FARC para iniciar de manera perentoria la fase de diálogos. Uno de los asuntos que proponemos abordar en la mesa de conversaciones será el fortalecimiento del cese de hostilidades con carácter territorial. La vida y las transformaciones con justicia social y ambiental es el contenido de la paz.

Las comunidades históricamente negadas en sus derechos en donde es ausente el Estado suplican para que haya justicia y cese la violencia armada. Las escuchamos, no están solas, el gobierno no es ajeno sus llamados, razón por la cual no renunciaremos a trabajar por la paz y hacer presencia de manera integral en todos los territorios con las comunidades.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más