HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Optimismo, ser optimistas

Se acercan las elecciones regionales, lo que debería llevarnos en el ámbito de la vida pública que discurrimos, a ser optimistas y ver en las dificultades oportunidades. Y no solo debemos ser optimistas, sino tener cifrada las esperanzas en que las cosas irán mejor, para lo que debemos trabajar cada uno de nosotros con el denuedo suficiente en lo que esté a nuestro alcance para que lo cual así sea.

En lo que a los gobiernos municipales y departamental se refiere, hay que considerar que de lo que se trata es que tengamos mejores gobiernos, que no sean solo unos gobiernos de partidos o de cualesquiera otra u otras fuerzas políticas, en la realidad que a nadie se le ha confiado de manera exclusiva la responsabilidad de articularlo; razón por la que todos debemos contribuir ahora a que se conformen nuevas, o mejor, superiores dirigencias, ya sea sumando apoyos y no poner para nada en el camino, obstáculos injustificados que dan al traste con las mejores intenciones y las superiores iniciativas.

Hay que procurar en beneficio colectivo, no obstante que se tengan planteamientos, propuestas y posturas en muchos puntos contradictorios, que se pueda convenir en planes, proyectos y programas que sustenten aquello en lo que se coincide, al tiempo que se desemboque de contera en un compromiso cierto acerca de cómo gestionar el interés general de nuestros territorios con un horizonte de progreso para todos, en el que converjan partidos, grupos, movimientos con la mayor de las responsabilidades, a efecto de planificar y proyectar lo mejor y más conveniente  hacia el porvenir.

De ahí que la decisión que como ciudadanos debemos tomar, es optar por las mejores ofertas políticas, por lo más significativo, obligarnos a elegir bien y mejor, atender el porvenir con la responsabilidad de encarar los retos y los desafíos que fueren o relacionados sean para servir a los intereses generales. No valen excusas, ni deben importar las personas, puesto que no es cuestión de personalismos, sino considerar siempre lo que mejor sea para el avance cierto de nuestras bastante agobiadas unidades territoriales.

Muchos esperamos lo que como unidades territoriales necesitamos hoy y desde hace mucho tiempo. Gobiernos fuertes, sólidos de amplio espectro y real connotación, para que pueda ser apoyado por una amplia mayoría. Gobiernos que apunten a consensos, que convoquen y consoliden una gran coalición a la que puedan adherirse todas las fuerzas con arreglo a su criterio y al mejor estar poblacional. Es explorar composiciones y concentraciones a las que se incorporen el mayor número de formaciones.

Confiemos en que todo va a discurrir bien, que todo va a salid de conformidad con los que la gente anhela; y que cuanto antes, una vez elegidos quienes van a llegar, se forme un gobierno que pueda afrontar con éxito los desafíos de hoy y mañana en diáfano y sólido beneficio colectivo, que es a lo que todos aspiramos y esperamos. [email protected]

*Abogado

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más