HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Manzanares honró a su santa patrona

Este fin de semana no solo se celebraba a las madres samarias sino también a la santa patrona del barrio Manzanares, a la Virgen María bajo la advocación de Nuestra Señora de Fátima.

Y como es tradición la organizadora de esta fiesta religiosa, el Santuario de Nuestra Señora de Fátima, bajo el liderazgo del párroco Alexander Grecco Núñez, inició los honores de la virgen con la novena.

Una vez concluida la novena tuvo lugar la procesión con la imagen de la santa patrona, el recorrido se desarrolló por las calles cercanas a la parroquia y contó con la participación de un gran número de fieles del barrio Manzanares y sus alrededores.

Este acto de devoción terminó con el rezo del Santo Rosario en la puerta de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, dirigido por el presbítero Alexander de Jesús Grecco. Con la gran concurrencia de los seguidores de la virgen María y vecinos del sector se demostró una vez más el amor y la devoción por la madre de Jesús.

Nuestra Señora de Fátima es una de las advocaciones de la Virgen María más famosas del mundo. Y su santuario, uno de los sitios de peregrinación más visitados. El 13 de mayo de 1917, la Madre de Dios inició una serie de apariciones ante tres pequeños pastores de ovejas en Cova de Iría, un lugar ubicado en Fátima, Portugal.

Ese día caminaban por allí Lucía dos Santos y sus primos Jacinta y Francisco Matos que vieron cómo un rayo iluminaba el cielo. Luego, una mujer vestida de un blanco más brillante que el sol les dijo: “No tengan miedo, no les haré daño”.

Tras darse a conocer, la Virgen María les pidió que rezaran el Rosario todos los días y que volvieran a ese lugar todos los días 13 para presenciar nuevas apariciones.

Los niños acudieron a la siguiente cita, el 13 de junio, a pesar de las burlas y las amenazas de los vecinos. En la segunda aparición, la Virgen anticipó que Francisco y Jacinta partirían al Cielo muy pronto, y que solo Lucía daría testimonio de sus “secretos”.

Los tres “secretos” de Fátima le fueron revelados a Lucía el 13 de julio. Uno de ellos anticipaba la Revolución Rusa; otro, la Segunda Guerra Mundial y el tercero, revelado por Juan Pablo II recién en 2000, el atentado del fue víctima el propio Papa el 13 de mayo de 1981.

Las siguientes apariciones ocurrieron el 19 de agosto, el 13 de septiembre y el 13 de octubre. En esta ocasión, ante de miles de fieles, la Virgen pidió que construyeran allí una iglesia en su honor. En 1920, la Virgen volvió a aparecerse solo ante Lucía.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más