HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

‘La empresa ya no es viable’: Viva se despide de Colombia en un comunicado interno

GOLPE A LA INDUSTRIA DEL TURISMO

La compañía informó a su equipo de trabajo que, dada su situación actual y ante la imposibilidad de lograr la integración con Avianca, se ve forzada a considerar que ya no es viable su operación en  

La aerolínea de bajo costo Viva Air se despidió de Colombia. Aunque se espera un comunicado oficial de la empresa, al menos internamente ya circula un comunicado en el que anuncia a su equipo que la operación en el país ya no es viable, luego de que Avianca informara este sábado 13 de mayo que finalmente no aceptó las condiciones de Aerocivil para la integración.

“En estos casi 11 años de historia siempre fueron nuestros viajeros la razón de ser de todo lo que construimos, con un equipo de — trabajo — talentoso —y comprometido, que hoy se ve forzado a despedirse de este viaje”, se lee en un comunicado interno de Viva.

La empresa explicó a sus empleados que luego de recibir los condicionamientos y evaluar el impacto en la operación de Viva, se encontró que no era posible cumplirlos y a la vez, ser sostenibles y rentables en el tiempo manteniendo el modelo de bajo costo. “De esta manera llegamos a este desenlace que destruye una empresa y el todo valor alrededor de ella por la falta de entendimiento del negocio”.

El panorama se despejó este sábado tras el anuncio de Avianca que informó que luego de revisar las condiciones impuestas por la Aeronáutica Civil a la integración entre ambas aerolíneas, decidió desistir del proceso pues estas “no solo no permitirían que Viva sea una aerolínea financiera y operativamente viable sino que pondría en riesgo la estabilidad de Avianca y del sector”.

¿Viva saldría del mercado?

Avianca adujo varias fallas técnicas de la resolución 873 de la Aerocivil que hicieron inviable la integración, entre ellas “la poca flexibilidad regulatoria para dar certeza sobre las condiciones de reactivación de operaciones de Viva”, así como “la falta de ajuste de los condicionamientos a la realidad actual de Viva y al tiempo transcurrido entre el inicio del proceso el 8 de agosto de 2022 y la fecha de una decisión en firme”.

“Los condicionamientos exigen a Avianca asumir obligaciones, rutas, y compromisos de niveles de servicios y precios que no coinciden con las capacidades restantes de Viva luego de dos meses de suspensión de operaciones”, destacó Avianca.

La resolución de la Aerocivil le exigía a Viva mantener su modelo de bajo costo y conectividad entre el interior del país y destinos como La Guajira, Santa Marta y San Andrés. Por esa y otras razones, la aerolínea manifestó que “dada la situación actual de Viva y ante la imposibilidad de lograr la integración con Avianca, como lo hemos manifestado en conjunto desde hace más de nueve meses, la empresa ya no es viable”.

Al parecer, la única solución que le queda a Viva es ir a un proceso de insolvencia ante la Superintendencia de Sociedades, donde seguramente será liquidada. “Así hoy Viva deje de pintar de amarillo los cielos de Colombia y se despida del país, el modelo que trajimos a la región por primera vez sigue más Vivo que nunca”, anunció la empresa al aclarar que estará comunicando el proceso que seguirá luego de las instrucciones que reciba.

¿Qué pasará con Viva Air?

«Luego de estudiar en detalle la resolución 873 de 2023 de la Aerocivil y constatar que los condicionamientos de la Aerocivil imposibilitan la recuperación de Viva y podrían incluso afectar la estabilidad de Avianca», destacó la aerolínea a través de un comunicado.

En ese mismo sentido, la compañía resaltó que la devolución total de slots (turnos de aterrizaje y despegue) de Viva Air en el aeropuerto internacional El Dorado de la ciudad de Bogotá, no permitirían brindar un servicio eficiente a los usuarios y por ende recuperar la economía de la aerolínea.

«A pesar de la voluntad de Avianca de devolver más del 75% de los slots de Viva en El Dorado y más de 72% de los slots de Viva en franjas “premium”, la autoridad exigió la devolución de un número de slots tal que no permitiría que Viva base un solo avión en el principal aeropuerto del país», sostuvo.

Avianca, agregó que en este proceso de integración que fue solicitado hace más de nueve meses a la Aerocivil, otras aerolíneas del mercado jugaron un rol perjudicial, lo que mejora su posición competitiva en el mercado al dilatar las decisiones de la autoridad.

Adrian Neuhauser, Presidente y CEO de Avianca, aseguró que “lamentablemente los condicionamientos de esta resolución, que ya es la decisión en firme, imposibilitan el rescate de Viva al hacer no solo que sea inviable como aerolínea, sino que, de darse la integración bajo las condiciones que impone la Aerocivil, pondría en riesgo la estabilidad de Avianca y la conectividad de Colombia.

De igual forma, Neuhauser aseguró que este largo proceso pone en riesgo inminente de desaparición a Viva, aerolínea que trajo el modelo de bajo costo a Colombia.

Finalmente, dijo que seguirá protegiendo usuarios afectados de Viva y Ultra hasta el 31 de mayo, hasta la fecha se estima que a través de reacomodación gratuita más de 160.000 personas afectadas por el cese de operaciones de las dos aerolíneas mencionadas de manera previa.

Por su parte, empleados de la aerolínea Avianca dieron a conocer que recibieron un comunicado por parte de la compañía que confirmaba esta noticia, información que para muchos fue de alivio debido a la incertidumbre que generarían los nuevos cambios.

ASÍ LLEGÓ VIVA A LA QUIEBRA

La crisis financiera que sufre Viva tiene su origen en la pandemia de covid-19, donde el cierre de vuelos y caída absoluta del turismo impactó los estados financieros de todo el sector y forzó a las empresas a endeudarse. Ejemplo de ello fueron Avianca y Latam, que entraron en procesos de reestructuración de deuda bajo el Capítulo 11.

Para 2021, los ingresos habían logrado repuntar 148% a $1,02 billones, y pese a que se habían mejorado las utilidades de un año de pérdidas de -$398.844 millones, estas solo lograron subir en 2021 a $6.403 millones. En el caso de los pasivos estos siguieron creciendo y pasaron de $2,02 billones a $3,4 billones al cierre del año.

Los aumentos del precio de los combustibles significaron uno de los golpes más fuertes, puesto que este gasto representa entre 30% y 40% de la estructura de costos de las aerolíneas, según la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional.

EL SECTOR DEL TURISMO

Los expertos consultados recalcaron que si otra aerolínea no llega a rescatar a Viva, esta saldría del mercado y podría ser liquidada. Dijeron que existen alternativas en caso de que no se renegocien las condiciones y Avianca decida no integrarse.

Las personas afectadas podrán abrir “procesos administrativos antes las Superintendencias, especialmente la de Transporte y la de Sociedades”. Además, enfatizó en que los jueces podrán fallar a favor de los usuarios en los procesos judiciales de naturaleza civil. Sin embargo, las agencias no “podrían demandar amparándose en el estatuto del consumidor”.

La decisión no solo es un golpe obvio para Viva, sino también para el sector turismo. El mercado se mantiene en crisis por los miles de pasajeros que quedaron desatendidos con la suspensión de las operaciones de la compañía, a la que también se sumó Ultra.

Se estima que si estas compañías no vuelven a operar faltarían 234.741 sillas para suplir la demanda de pasajeros en cuatro ciudades: Medellín, Cali, Santa Marta y San Andrés, siendo esta última la más afectada.

Según un análisis realizado por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) a través de la Resolución 20743, el cese de operaciones de las empresas redujo 24,44% la oferta de silla y 18,79% las frecuencias disponibles.

“Inclusive si las aerolíneas restantes en el mercado volaran con una ocupación de 100%, en promedio, existiría una escasez de 115.000 sillas en todo el país”, detalló la SIC tras analizar datos entregados por la Aeronáutica Civil.

«LAS CONDICIONES DE LA AEROCIVIL»

La Aerocivil había determinado al menos cuatro condiciones para darle ‘luz verde’ a la operación que se estudiaba desde hace ocho meses. Ratificó la condición que busca atender los derechos de los usuarios afectados tras la cancelación de las operaciones de Viva Air el pasado 27 de febrero. «Que se les reembolsen los tiquetes de los vuelos cancelados o se les permita volar a quienes tengan reservas y tiquetes pendientes de ejecutar», indica.

Una de las modifiaciones está relacionada con los slots del Aeropuerto El Dorado de Bogotá, la mayor discusión en este trámite. La Aerocivil precisó que la devolución de las franjas horarias de salida y llegada se ajustaran de tal manera que permitiera la utilización más eficiente de la infraestructura del aeropuerto y, al tiempo, garantice las condiciones de competencia y posibilite la permanencia de Viva Air.

Además, el ente integrado deberá comprometerse en mantener el esquema de bajo costo de Viva Air, especialmente, en aquellas rutas que solo eran operadas por esta aerolínea, entre otras medidas.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más