HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Campesinos secuestraron a 28 miembros de la fuerza pública

La situación comenzó en la mañana de este jueves 11 de mayo cuando la unidad militar, acompañada por funcionarios judiciales, llegó a dicha zona rural desde la ciudad de Bogotá, para adelantar la destrucción de un laboratorio artesanal para la elaboración de pasta de base de coca. 

«Son 26 militares y dos policías quienes permanecen en poder de los campesinos, ya que estos se opusieron a la destrucción de este complejo cocalero ubicado en la zona de la cordillera del municipio de El Patía. Luego de rodearlos, los uniformados los obligaron a permanecer en una de las canchas del lugar», explicaron funcionarios de la alcaldía.

Este nuevo choque entre la fuerza pública y comunidades campesinas quedó registrado en un vídeo, realizado por un habitante del sector. En la grabación se aprecia cómo los labriegos, encapuchados, rodean a los militares.

Después, y aprovechando las redes sociales, los líderes campesinos explicaron que ellos realizan esta clase de actividades, porque no quieren más actores armados en sus territorios. Dichas razones fueron plasmadas en un comunicado de prensa, el cual fue enviado a diferentes entidades y medios de comunicación.

´Para nosotros como comunidades campesinas, la Fuerza Pública Colombiana representada en el Ejército, no es garantía en estos momentos, ni en ninguno, de seguridad. Su presencia cerca de las comunidades, las instituciones educativas o en los ejercicios comunitarios, de cualquier índole, rompe con la poca tranquilidad que tenemos», expresaron los representantes sociales a la hora de explicar por qué rodearon a los soldados y policías./Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más