HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Piden investigar estigmatización a civiles en crímenes en el Urabá

Una solicitud para definir e investigar los homicidios de civiles señalados de colaborar con el Ejército o con grupos paramilitares por parte del frente 5 de las extintas Farc, que operaron en el Urabá antioqueño y chocoano, le pidió este miércoles la Procuraduría General de la Nación, a la Justicia Especial de Paz, JEP.

En tal sentido hicieron entrega de un documento de observaciones a las versiones entregadas por cinco exintegrantes de los mencionados frentes, el Procurador Primero Delegado ante la JEP, Alonso Pío Fernández Angarita, asegura que esta modalidad de asesinatos constituye un patrón macro criminal, teniendo en cuenta que se trató de crímenes cometidos en ejercicio del control social y territorial.

La Procuraduría, indica que “se debe contemplar la modalidad de homicidio como consecuencia de la estigmatización sobre civiles y el control social, en tanto los relatos de los comparecientes permiten deducir que algunos de estos responden a la escogencia de miembros de la población civil como blancos militares por considerar que su comportamiento de apoyar al enemigo era contrario a la ideología y propósito del grupo armado al margen de la ley”.

En una de las versiones analizadas en el documento, el excombatiente relata como el señalamiento de un miliciano contra tres muchachos indígenas como colaboradores del ejército, bastó para que el comandante guerrillero ordenara una emboscada para asesinarlos.

El Ministerio Público igual requirió a la JEP profundizar en aspectos relacionados con el uso de armas de guerra prohibidas por las normas internacionales como son las minas antipersonal y diferentes tipos de bombas artesanales.

“A propósito de los relatos de los comparecientes, relacionados con las órdenes de minado por los lados de Yupigrande, cerca al Río Manso, en los que se incluyó el testimonio de un excombatiente que contó cómo cada guerrillero era obligado a llevar consigo al menos una mina antipersonas durante los desplazamientos, además de otros explosivos que debían manipular para su instalación y activación sin tener conocimiento suficiente sobre cómo hacerlo, el delegado Fernández Angarita consideró fundamental ahondar en esta conducta para entender mejor el modus operandi de los victimarios”, dice la Procuraduría.

BOGOTÁ (Colprensa).

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más