HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Violadores no tendrán beneficios y terrorismo seguirá siendo delito

Derrotada propuesta del Gobierno que pretendía darle impunidad a quienes participaran en la protesta social y cometieran delitos.

Las reforma penal y penitenciaria impulsada por el Gobierno a través del ministro de Justicia Néstor Osuna no dará beneficios a violadores y mantendrá delito de terrorismo en las llamadas protestas sociales donde criminales y vándalos protagonizan ataques a la fuerza pública y a la ciudadanía.

La bancada de gobierno radicó este martes en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes la ponencia positiva del proyecto de ley de humanización penitenciaria y carcelaria, que busca hacer una serie de transformaciones al sistema penitenciario colombiano.

“Acabamos de radicar ponencia del proyecto de ley de humanización penitenciaria y carcelaria. Las cárceles no pueden seguir siendo ‘escuelas del crimen’. Queremos que se transformen en espacios de dignidad, educación y reparación”, dijo el representante Pedro Suárez, del Pacto Histórico.

Frente a las penas se detalló que el Consejo Superior de Política Criminal encontró oportuno reducir los topes de penas máximas a 40 años cuando se trate de un único delito y 50 años cuando se trate de concurso de conductas punibles en la parte general del Código Penal.

Además, se reafirmó que se buscará incorporar un tratamiento penal diferenciado para campesinos cultivadores de cultivos de uso ilícito argumentando que es necesario avanzar en su adopción bajo el entendido de que los pequeños agricultores de cultivos de uso ilícito son “los eslabones más débiles de la cadena del narcotráfico.

“Sin perjuicio de que el tratamiento penal diferenciado para pequeños cultivadores es razonable y necesario, se propone reducir los delitos por los cuales se da dicho tratamiento, para que los mismos estén supeditados estrictamente a los delitos contenidos en los artículo 375, en sus verbos cultivar y conservar, y 377 del Código Penal”, señala el documento.

Entre tanto, los ponentes plantearon que algunas de las descriminalizaciones de delitos propuestos no impactan estrictamente en el debate de humanizar la política criminal y penitenciaria en el país, por lo que decidieron retirarlos del proyecto.

En particular, frente al escenario de los delitos que se pueden imputar en el marco de manifestaciones ciudadanas se detalló que se retiraron “los parágrafos que excluían la posibilidad de imputar delitos de terrorismo y concierto para delinquir en contextos de protesta social”.

Además, se explicó que se incorporaron ajustes para aclarar diversas disposiciones, entre ellas, las relativas al procedimiento de enfermedad grave o discapacidad que da lugar a la prisión domiciliaria u hospitalaria. Además, no se otorgarán beneficios de libertad a violadores.

Se espera que en los próximos días esta ponencia positiva de la reforma penal y penitenciaria, impulsada por el Gobierno, sea debatida y votada por los miembros de la Comisión Primera de la Cámara, para que continúe su trámite en el Congreso.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más