HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Cerrada calle en el Centro Histórico por una rejilla convertida en trampa humana

Los comerciantes de la zona cercaron el punto con cinta amarilla impidiendo el paso vehicular y así evitar un accidente.

El robo de tapas de alcantarilla y rejillas de los canales pluviales no tiene tregua en Santa Marta, donde la situación que está salida de control, ha llevado a que los moradores donde se presentan estos hurtos tomen medidas como el cierre de las vías, para evitar un accidente de tránsito o en el peor de los casos una muerte.

Sin embargo, un hecho particular ocurrió en el Centro Histórico de esta capital, más exactamente en la calle 20 entre carreras primera y segunda, donde una rejilla pluvial se ‘desbarató’ por completo, dejando un enorme ‘hueco’ en toda la esquina, razón por la cual los comerciantes del sector decidieron colocar cintas de ‘prohibido el paso’ para evitar un percance.

El hecho ha causado el rechazo de la comunidad, puesto que al parecer los materiales con que son construidas las rejillas, no serían de buena calidad, y estarían poniendo en riesgo la integridad de los samarios que transitan por allí.

“Esto es preocupante porque queda en evidencia que los materiales son de muy mala calidad. Afortunadamente nosotros quitamos esta de acá para evitar un accidente, pero al igual que esta hay muchas en la ciudad que nadie sabe si son buenas o malas”, expresó un comerciante de la zona.

A su vez, la situación en cuanto a movilidad también afecta la zona del Centro Histórico puesto que por los arreglos que se adelantan de la carrera quinta, muchas otras calles se encuentran cerradas y al sumarle una más, se hace muy complicado el tránsito vehicular por la zona.

“Esto se va a volver un caos. Nosotros somos conscientes de que la quinta había que trabajarla, pero las afectaciones económicas han sido grandes y ahora con el cierre de esta calle, la cosa se nos va a poner más apretada”, agregó el comerciante”.

Es preciso señalar que en otros sectores de la ciudad como la carrera 4 con calle 25, cerca de la vía en donde se encuentra ubicada la clínica El Prado rellenaron con escombros el agujero del canal para aguas pluviales, porque hace meses se encontraba sin el elemento, generando afectaciones a los vehículos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más