HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Capturados grupo de 25 vándalos y alcalde pide a Fiscalía judicializarlos

El clásico vallecaucano entre América y Deportivo Cali fue un espectáculo lleno de goles. Sin embargo, se vio empañado por un acto violento previo al cotejo donde varios hinchas del equipo escarlata atacaron a un hombre quien, al parecer, llevaba puesta una camisa del equipo azucarero.

De acuerdo con el video los hinchas del América se habían bajado de un bus y en ‘manada’ llegaron a atacar a un joven que iba con su mamá en la moto. Lo tumban, golpean y roban en gavilla.

En la grabación se ve como más de 10 jóvenes con machetes se acercaron a la moto, lo tumban y lo golpean.

Después del partido, las autoridades de Cali lograron capturar a los implicados en este robo en gavilla que generó el repudio de la ciudadanía y de los hinchas del fútbol en general.

«Ubicamos los buses donde se movilizaban estos jóvenes con armas blancas con las que habían lesionado a un ciudadano que tenía una camiseta del Deportivo Cali. Logramos incautar más de 40 armas blancas, tres armas traumáticas, un révolver y, además, la detención del joven que causó la lesión al ciudadano»,  explicó el general Daniel Gualdrón, comandante de la Policía de Cali.

Uno de los sujetos que más causó indignación en el video, fue un joven que cargaba orgulloso un machete y fue uno de los más agresivos. Precisamente, ese individuo fue capturado y recibió un duro regaño del secretario de Seguridad de Cali, Jimmy Dranguet, quien desde ya le anticipó que no podrá volver a entrar al Pascual Guerrero.

En un video se ve como Dranguet le dice al sujeto que él no es un hincha, sino un delincuente y que él mismo interpondrá la denuncia, dado que se conoció que el afectado no lo hizo.

«Tentativa de homicidio se llama lo que usted hizo y yo mismo lo voy a denunciar. Viene a Cali a agredir a la gente con un machete, usted no es un hincha, es un delincuente, eso lo hace un delincuente. Las cosas están difíciles y usted lo hace más grave aún (…) Y no vuelve a entrar al Pascual Guerrero, no vuelve a entrar al estadio», le dice el funcionario claramente enojado.

Mientras tanto, el joven mira hacia el suelo y se limita a guardar silencio.

Finalmente, el secretario de Seguridad de Cali explicó que estos jóvenes son hinchas que venían de un municipio vecino, «agredieron a una señora y su hijo. Parece que venían para una guerra, les encontramos varios elementos contundentes; los pudimos capturar y vamos a judicializar a aquellos que atentaron contra la vida del ciudadano. Traían un arsenal para afectar a la caleñidad, por eso vamos a ser contundentes con estas personas, estamos cansados de esta delincuencia».

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más