HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Familiares esperan la entrega del cuerpo de Adrián, muerto a tiros en trocha de Don Jaca

Esperaban que les entregaran el cuerpo en los últimos días para ser sepultado bajo los usos y costumbres de la etnia Wayúu.

Con lágrimas en los ojos y la voz quebrada, una familia perteneciente a la etnia Wayúu volvió a preguntar en la portería de Medicina Legal y Ciencias Forenses por el cuerpo de Adrián Machado González, de 23 años, tras una semana del hallazgo en la parte alta de la vereda Don Jaca, al ser atacado a tiros y torturado por desconocidos. Sus familiares aún no se han podido reencontrar con él.

Según lo informado por sus parientes, pese a que el cadáver ya fue identificado, en las instalaciones de la morgue de la ciudad les informaron que no podían entregar el cuerpo toda vez que deben realizar una prueba de ADN. “ellos no nos dan respuesta, nos dicen que debemos esperar dos o tres meses (por la prueba de ADN). Somos Wayúu y queremos llevárnoslo al estado Zulia”.

Una de las hipótesis es que presuntamente, una nevera en Medicina Legal habría presentado avería y esto ocasionó que el cadáver entrara en estado de descomposición, “Nosotros tuvimos conocimiento que una nevera en donde estaba metido el cuerpo de Adrián Machado, al parecer se dañó y no lo quieren entregar. El papá de él vino al día siguiente y entregó su cédula y aun así no lo quieren dar”, dijo la mujer, quien agregó que ya estuvo en la Defensoría del Pueblo y no les brindaron mayor orientación al respecto.

Para una tía de la víctima y sus familiares no ha sido fácil pasar el duelo por la pérdida del hombre sentados en un muro a las afueras de Medicina Legal, por eso piden que los forenses le den prioridad al caso y les entreguen el cuerpo para conducirlo hasta el estado de Zulia, Venezuela y darle cristiana sepultura bajo los usos y costumbres de la etnia Wayúu, a la cual pertenecía.

El hallazgo se dio sobre una zona enmontada, en la vía que conduce de la capital del Magdalena al municipio de Ciénaga, por varias personas que pasaban por el lugar rumbo a su sitio de trabajo y de inmediato dieron aviso a la estación de Policía del barrio La Paz cuyos integrantes confirmaron la situación.

El cuerpo atado de manos y pies, presentaba dos heridas causadas con arma de fuego y en el momento del hallazgo no portaba documentos de identificación.

Posteriormente, estos alertaron a los funcionarios adscritos a la Unidad Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación quienes fueron los encargados de llevar a cabo la diligencia de inspección al cadáver y traslado a la morgue de Medicina Legal. Desde entonces permanece ahí y no ha sido entregado a sus familiares.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más