HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Boyacá Chicó criticó decisiones arbitrales

La jornada en el fútbol colombiano concluyó con la igualdad entre Junior de Barranquilla y Boyacá Chicó en el Metropolitano. El duelo terminó con suma polémica, esto a raíz de las decisiones del árbitro Luis Matorel: mano dentro del área para la igualdad del local, expulsión de Henry Plazas y otra pena máxima que posteriormente desperdició Luis Sandoval.

El entrenador Mario García, una vez finalizado el encuentro, salió corriendo hacia el centro del campo para increpar al juez central, pero justo fue detenido por uno de sus dirigidos. El director técnico mexicano estaba completamente salido de casillas e incluso dejó el campo en medio de insultos y lamentos.

En la conferencia de prensa, García reconoció que no quería “hablar en caliente” debido a que no había podido analizar las jugadas polémicas, pero sí expresó su malestar por las decisiones arbitrales que benefician a algunos equipos.

“Hermano, a uno le generan muchas dudas ciertas cuestiones. No quiero hablar en caliente porque necesito ver bien las jugadas. En el segundo penal, cuando puntea la pelota Romir (Balanta), hay un golpe a él y se genera todo. Ya la falta de Mauricio (García) a Cariaco, habrá que ver si la pitan en todos lados de la misma manera”, manifestó.

Y complementó: “Esa es la molestia de uno. Muchas veces no se equipara el comportamiento del arbitraje a todos los equipos”.

Sentencia que después revalidó el capitán Frank Lozano: “Como dice el profe, no sé si a todos los equipos le piten esa jugada… Hay que revisar aquellas jugadas que a Junior le pitaban y a nosotros no”.

Finalmente, el estratega ajedrezado aseguró que le quedaron “dudas” de la actuación de Matorel y el VAR, aunque optó por no decir más para evitar una posible sanción.

/ COLPRENSA

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más