HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Protegen la propiedad intelectual de pueblos indígenas de la Sierra

Con el objetivo de proteger y hacer respetar la cultura, la ancestralidad y todo el tema histórico de las comunidades de la Sierra Nevada de Santa Marta, la Universidad del Magdalena, adelanta un trabajo colaborativo para apoyar el proceso de presentación de la solicitud para la denominación de origen. 

Para solventar el bajo uso y aprovechamiento que Colombia hace de la información tecnológica derivada de las patentes y la poca articulación de las instituciones que participan en actividades de I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación), la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ha realizado convenios con 39 Centros de Apoyo a la Tecnología y la Innovación (CATI) en todo el país, de los cuales 11 son regionales y 28, liderados por instituciones. De ellos, el de la Universidad del Magdalena es el único de la región Caribe abanderado por una universidad pública.

Los CATI buscan fomentar la innovación y el desarrollo económico mediante el acceso de los usuarios del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación a las bases de datos sobre patentes y otros recursos científicos y tecnológicos, así como a través de charlas presenciales y a distancia para desarrollar nuevas capacidades y una estructura de alcance nacional en el uso y aprovechamiento de la información tecnológica y de la propiedad intelectual.

Adicionalmente, buscan crear una red de colaboración interinstitucional para la implementación eficiente y compartida de recursos y de información tecnológica que permita generar y promocionar servicios en información y vigilancia.

Al CATI de Unimagdalena, liderado desde la Vicerrectoría de Investigación de la Institución, se acercan periódicamente comunidades, emprendedores, científicos y estudiantes que requieren proteger sus innovaciones o productos a partir de estrategias de propiedad industrial. Incluso, son apoyados en la búsqueda de información científica y tecnológica, así como en el establecimiento de planes de negocio que les permitan dimensionar el potencial comercial de sus creaciones en el ámbito nacional y mundial.

LOS TEJIDOS DE LA SIERRA NEVADA DE SANTA MARTA 

Gracias a la sinergia entre la academia, el Estado y los emprendedores, que suponen los CATI como el de la Alma Mater, actualmente Colombia cuenta con diversos productos reconocidos como denominaciones  de origen, tal es el caso del café nacional y los de seis regiones específicas del país; el fruto llamado cholupa en el Huila; el quesillo del Caquetá; el queso de Paipa; el bizcocho de achira del Huila; el arroz de la meseta de Ibagué; el bocadillo veleño; el cangrejo negro de Providencia; flores como la rosa, el clavel y el crisantemo, y productos artesanales como los sombreros aguadeño, de Sandoná y de Suaza; la cerámica artesanal de Ráquira, del Carmen de Viboral y de La Chamba; la chiva de Pitalito; la tejeduría de San Jacinto, Zenú y la Wayuú; el barniz de Pasto y la cestería en rollo de Guacamayas.

Pese al inmenso reconocimiento que históricamente y en el ámbito mundial han tenido los tejidos elaborados por los indígenas Kogui, Wiwa y Arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta, como una evidencia de su cosmovisión y resultado de una práctica ancestral milenaria, hasta el momento estos no cuentan con denominación de origen.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más