HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Candidato a la Asamblea de Francia busca abrir puertas para el pueblo del Magdalena

En su visita a Santa Marta, Christian Rodríguez, expresó sus principales ideas con las que pretende una curul en representación de los 85 mil franceses diseminados por América Latina y el Caribe, incluyendo a la colonia presente en la capital del departamento. Mantener en 60 años la edad de pensión, es una de sus apuestas.

Por estos días se encuentra recorriendo la ciudad de Santa Marta el candidato a la Asamblea Nacional de Francia, Christian Rodríguez, un franco-chileno víctima de la persecución política y dictatorial de Augusto Pinochet, que busca representar a los más de 85 mil franceses aptos para sufragar en América Latina y el Caribe. Bajo el aval de La France Insoumise, en el seno de la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (Nupes) persigue ser votado mayoritariamente este fin de semana.

Rodríguez, quiere quedarse con la segunda circunscripción en el extranjero, proponiendo para este territorio americano lazos de cooperación entre los territorios latinos y el país europeo, especialmente en temas relacionados a la superación de la desigualdad y el acceso a la educación, principales temas que hacen parte de su agenda política de izquierda.

“Hace cinco semanas empezamos una gira por catorce ciudades impulsando mi campaña electoral. Hemos pasado la primera vuelta donde éramos diez opciones ahora sólo quedamos dos, y este sábado es día para votar. En este recorrido he estado motivando a los colombo-franceses para que también acudan a las urnas. Hay que profundizar los cambios y garantizar los derechos a todos los franceses”, explicó el candidato.

En lo que respecta a las retribuciones tanto para el Magdalena como para su capital, Christian Rodríguez afirma que en su eventual elección como diputado, existiría un gana y gana, pues, no sólo se beneficiarán los franceses, que para este territorio suman 120, sino toda la población, dado que su cercanía y coincidencia ideológica con el gobernador Carlos Caicedo, su curul serviría para tejer lazos de cercanía que abran las puertas que posibilite el intercambio social y comercial, de ambas culturas.

“Conozco las dificultades del tema del agua en Santa Marta, sé el desafío que representa ser el primer destino turístico, por eso creo que mi papel sería de posibilitar relaciones de apoyo, promover el intercambio de tecnología; y como ya estamos haciendo una experiencia con jóvenes universitarios, sabemos que este mundo se enriquece si logramos que hayan estudiantes que tengan becas y puedan viajar a Francia y perfeccionarse, o viceversa. Hemos estado conversado con el gobernador Caicedo sobre el Plan Caribe para impulsar estas alianzas”, subrayó.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más