HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Semana Santa dejó 7 muertes violentas 

En Semana Santa, una época considerada de reflexión y recogimiento, el departamento del Magdalena no escapó a los actos de violencia. En cuatro localidades se presentaron siete muertes violentas discriminadas.  

Sin embargo algo positivo: se redujo la siniestralidad vial y no hubo personas ahogadas en el mar

La Policía de Carreteras destacó el buen comportamiento de los conductores lo que incidió en la reducción de las muertes en accidentes de tránsito, presentándose cero casos. “Los viajeros acataron nuestras indicaciones pero hubo un factor principal en estos casos – refiriéndose a la importante reducción de muertes por accidentes –, el límite de velocidad”, anotó el oficial.

Antes de iniciar la Semana Santa, la Policía de Carreteras de la Metropolitana de Santa Marta y el departamento del Magdalena hicieron todos los preparativos para evitar que el fin de semana más largo del año registrara hechos lamentables. Por eso, salieron a las carreteras del departamento un grupo de policías que se encargaron de hacer una vigilancia especial en zonas urbanas y rurales.

Es importante resaltar que durante los días Lunes Santo y Miércoles Santo el departamento no fue epicentro de ningún acto violento. Entre el lunes y el domingo hubo seis homicidios en el Magdalena, uno menos que en 2022 cuando se reportaron siete decesos; seis a tiros y uno a puñal.

JUEVES Y VIERNES SANTO SIN CRÍMENES 

Es importante resaltar que durante los días Lunes Santo y Miércoles Santo el departamento no registró acto violento alguno. Entre el lunes y el domingo hubo seis homicidios en el Magdalena, uno menos que en 2022 cuando se reportaron siete decesos; seis a tiros y uno a puñal.

El balance que hicieron las autoridades de la Policía Metropolitana de Santa Marta, indica que durante los días Jueves y Viernes Santo, en la ciudad no se presentaron homicidios bajo la modalidad de sicariato.

Y es que las autoridades manifestaron que en días recientes hombres y mujeres adscritos a las diferentes especialidades de la Policía Metropolitana: Sijín, Sipol, Gaula, Tránsito y Transporte, Turismo, Infancia y Adolescencia, vigilancia por cuadrantes, entre otras, llevaron llevado a cabo patrullajes por la ciudad  para garantizar la seguridad de propios y visitantes durante la Semana Mayor en Santa Marta.

De igual modo, adelantaron operativos contra el tráfico local de estupefacientes que han permitido afectar bandas criminales y lugares de la capital del Magdalena priorizados, como la zona norte y oriental, entre otros, en la lucha contra la delincuencia.

SE REDUJO 

Esto representa una reducción considerable con respecto a lo sucedido en 2022, cuando se reportaron 26 casos de muertes violentas; catorce en accidentes de tránsito, seis personas más a bala, dos muertes por establecer, un crimen a puñal y dos suicidios, según los datos de la Policía, Fiscalía y el Instituto de Medicina Legal.

Dos de los casos fueron en el municipio de Zona Bananera, otro en Pivijay, uno más en Ciénaga y El Retén, y dos más en la capital del Magdalena, y todos sucedieron entre el martes, jueves, viernes, sábado y domingo, no se presentaron hechos el miércoles.

VÍCTIMAS DE LA SEMANA MAYOR 

Los trágicos casos el martes 4 de abril se registró el primer caso violento, en la Avenida Libertador con Avenida del Río, cuando Luis Albeiro Carrillo Iglesias, quien conducía un vehículo marca Suzuki, color gris, de placa LTM – 629, con matrícula de Sabaneta, Antioquia, recibió tres impactos de bala por sujetos que se movilizaban en motocicleta.

Según versiones preliminares, uno de los delincuentes le disparó por la ventana del automotor; y aunque Carrillo Iglesias intentó salvar su vida saliendo por la puerta del copiloto, las heridas ocasionadas por los impactos de bala le produjeron la muerte.

En las primeras labores de campo, los investigadores judiciales, a través de una hermana de la víctima, pudieron conocer qué la víctima que no registraba anotaciones judiciales había recibido amenazas de muerte por parte de una organización delincuencial. Por esto, tratan de establecer si su homicidio estaría relacionado.

El segundo caso se presentó la mañana del Jueves Santo, luego que la comunidad alertara sobre el hallazgo de un cuerpo sin vida con heridas de bala a un costado de la vía que conduce de la vereda La Retirada a Julepe, en área rural de Pivijay.

Este fue reportado por las autoridades como Eduardo Rafael Gómez Bueno, oriundo de Magangué (Bolívar), quien al parecer fue abordado por desconocidos que sin mediar palabra le dispararon indiscriminadamente hasta causarle la muerte.

Al momento, las autoridades judiciales a cargo de las investigaciones no han podido establecer los móviles ni las circunstancias reales en que se presentó este homicidio.

Uno de las muertes violentas se registró el Viernes Santo en área rural del municipio de Zona Bananera, donde un hombre de profesión peluquero, identificado como Efraín Armando Chanaga, de 48 años, fue asesinado en confusos hechos registrados en vía pública del barrio El Pradito, jurisdicción de Prado Sevilla en la localidad bananera.

Se supo que este había estado departiendo y tomando licor con unos familiares que visitaba, y a altas horas de la noche por su estado de embriaguez se despidió y al rato fue encontrado por la comunidad tirado en el suelo sin signos vitales, con una lesión causada por un arma cortopunzante.

Minutos más tarde, las autoridades de la Policía del Magdalena reportaron el asesinato del exconcejal de Zona Bananera, Juan José Miranda, de 42 años, quien se encontraba conversando junto a familiares y amigos al frente del establecimiento de razón social  ‘Billares y Estadero El Bajo’, situado en el barrio El Bajo, en el corregimiento de Riofrío, cuando llegaron dos sujetos no identificados que se movilizaban en una motocicleta.

El que se transportaba como parrillero sacó un arma de fuego y sin mediar palabras disparó contra su objetivo, impactándolo en repetidas oportunidades y dejándolo malherido en el suelo. Una segunda persona que se encontraba en el lugar fue alcanzada por uno de los proyectiles.

Sin perder tiempo, los afectados fueron trasladados a un centro asistencial cercano, donde confirmaron minutos después la muerte del exconcejal, mientras que el lesionado que fue valorado en ese mismo centro clínico, tuvo que ser remitido al hospital en el municipio de Ciénaga para ser atendido por especialistas en turno.

La intolerancia cobró una vida en la capital del Magdalena durante la Semana Mayor. En el sector de San Jorge, localidad norte en la ciudad, Alexander De León De León y  Maldinis De Jesús Villarreal Obredor protagonizaron una violenta riña la madrugada del domingo, donde una de las víctimas resultó muerto producto de una cuchillada mortal y otro fue detenido.

Se supo que tras quedar herido en el suelo, Villarreal Obredor fue auxiliado a la urgencia de la clínica La Castellana donde ingresó con una herida en el tórax, y por la complejidad de la misma tuvo que ser remitido al hospital Julio Méndez Barreneche, donde horas después se oficializó su deceso, según el reporte médico.

Finalmente, la tarde de ayer, pistoleros en moto acabaron con la vida de una persona de sexo masculino en el corregimiento de Palmor, área rural de Ciénaga, en la Sierra Nevada de Santa Marta. Horas después, se supo del suicidio bajo la modalidad de ahorcamiento de un ciudadano residente del municipio de El Retén, Magdalena.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más