HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

La venta de sahumerio, infaltable en días santos

En el marco de la conmemoración de la Semana Santa, los fieles de la iglesia católica comenzaron a adquirir por estos días los paquetes de inciensos y sahumerio, con el fin de realizar el tradicional ritual que se lleva a cabo los jueves y viernes Santo. Se cree que gracias al incienso se purifican y limpian las casas. 

En Santa Marta, es común sentir el olor del sahumerio brotando en las iglesias y calles de la ciudad. Los vendedores ofrecen el producto a los feligreses que todavía mantienen la costumbre de quemar incienso.

Néstor Bonett, vendedor de sahumerio manifestó que el aroma del producto marca la diferencia en medio de los olores que caracterizan a las plazas del Mercado Público y Centro Histórico.

“Tengo más de 20 años comercializando el sahumerio en Santa Marta. Esto es algo tradicional para todas las personas mayores de edad. Esto es una creencia ya de Semana Santa y tradición de Jesucristo”.

Cada paquete contiene mirra, trozos de palo santo, mirra, hoja de estoraque, de romero y azul y una multitud de ingredientes que se pueden emplear para darle matices al incienso. Las bolsas grandes cuestan $5.000 y la bolsa mediana a $3.000.

“Las ventas de sahumerio están buenas ya que se trata de algo que es tradicional, y que en estos tiempos se incrementan los compradores. Acá tengo palo santo e incienso en presentaciones grandes a $5.000 y la mediana a $3.000. El paquete trae todo, el incienso, la mirra, el palo santo. Esto es una creencia de que los Reyes Magos le llevaron incienso, mirra y oro al Niño Dios, por eso en las iglesias lo utilizan para perfumar el altar de los sacrificios y así conseguir un olor agradable, en cuanto a la ofrenda, para Dios”, indicó el vendedor.

Asimismo, subrayó que desde el domingo de ramos aumentan las ventas de sus productos lo que se extiende hasta el viernes santo.

Explicó, además, el método que usa para encender el sahumerio. Inicialmente se debe prender el trozo de palo santo y una vez haga combustión se le van agregando los ingredientes en pocas cantidades.

“Se trata de una práctica muy espiritual que se hace con mucha fe, con oraciones para el jueves y viernes santos, y rezos a Cristo”.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más