HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Eln amenaza con continuar matando soldados y policías

Mientras que el gobierno de Gustavo Petro conminó el viernes a la guerrilla del Eln a aclarar si tiene verdadera voluntad de paz o, por el contrario, está utilizando el proceso de negociación como estrategia para fortalecerse militarmente, la facción más beligerante de esa organización subversiva no solo reconoció ayer ser la autora de la matanza de nueve militares la semana pasada en el Catatumbo, sino que advirtió que seguirá atacando a la Fuerza Pública. 

En un comunicado, el “Frente de Guerra Nororiental” aseguró que el ataque del pasado 29 de marzo “contra el Ejército, en el corregimiento de Guamalito, municipio del Carmen, Norte de Santander, es en respuesta a la militarización en la región, los atropellos de la Fuerza Pública contra la población civil, asesinatos de líderes y lideresas sociales, defensores de derechos humanos y contra la alianza que mantiene con grupos del narcoparamilitarismo auspiciado por el Estado colombiano».

Agregó que el ataque «también es en rechazo a la masacre realizada por las Fuerzas Militares en el área rural de Buenaventura el pasado 28 de enero de 2023, donde capturaron vivos a siete compañeros y posteriormente los asesinaron en estado de indefensión delante de la población civil».

El “Frente de Guerra Nororiental”, la facción más beligerante del Eln, advirtió que «mientras continúen aterrorizando y asesinando a la población civil con la alianza de las Fuerzas Militares y el narcoparamilitarismo, seguiremos firmemente en pie de lucha, combatiendo militarmente a la fuerza estatal y paraestatal».

Ya el jueves pasado, el máximo comandante del Eln, alias «Antonio García», había advertido que el ataque en el Catatumbo se dio porque no hay cese el fuego pactado y en respuesta a acciones militares en su contra, de las cuales hizo un recuento.

«García» sostuvo que esa guerrilla “tiene el derecho de responder los ataques que recibe, por cuanto aún no hemos pactado ningún cese el fuego bilateral. Si descalificamos las acciones que realiza el Eln, también habría que descalificar las que hacen las fuerzas gubernamentales”.

Ese mismo día, el “Frente de Guerra Occidental – Ómar Gómez”, el segundo más fuerte del Eln, que actúa en el Chocó y Antioquia, emitió un comunicado en el que advirtió que el proceso de paz no sólo no incluye una verdadera transformación estructural del Estado, sino que tiene como única meta desarmar a esa guerrilla. También criticó las alianzas del Gobierno con los partidos políticos tradicionales, fustigó al Pacto Histórico, a la vicepresidenta Francia Márquez e incluso a acusó al Ejército de complicidad con el ‘Clan del Golfo’ en Chocó.

ESPERANDO RESPUESTA 

El pronunciamiento ayer del “Frente de Guerra Nororiental” se produce después de que el viernes en la noche, tras una reunión del presidente Gustavo Petro con su delegación negociadora, la Iglesia y los delegados de los países garantes y acompañantes del proceso de paz, el Ejecutivo conminó a esa guerrilla a aclarar si tiene verdadera voluntad de pacificación o estaban utilizando el proceso para fortalecerse militarmente.

Al término de la cumbre en la Casa de Nariño, que se convocó de urgencia tras el asesinato de los nueve militares en Catatumbo, el alto comisionado de Paz, Danilo Rueda, advirtió que “no es con más muertes de ningún colombiano ni ninguna colombiana como se consolida la paz. El Eln tiene en sus manos una responsabilidad inmediata de generar esperanza en la sociedad colombiana…”.

Recalcó que el Eln en su integridad debe ser consecuente con lo que se está negociando en la mesa de diálogo, porque las comunidades en los territorios están cansadas de las acciones beligerantes de esa guerrilla y, en tal sentido, debe haber una respuesta de la delegación de paz sobre si representa o no a toda esta organización armada.

Rueda precisó que “nada justifica, con cese o sin cese, este tipo de situaciones que generan desesperanza en la sociedad colombiana, pero que en particular afectan a los pobladores de todos estos territorios, que están hastiados de la violencia”.

A su turno, el jefe del equipo negociador del Gobierno, Otty Patiño, reiteró el llamado al Eln: “Antes de que comience este tercer ciclo (de negociación, en Cuba, el próximo 26 de abril) es absolutamente necesaria una respuesta clara, para que sepamos a qué atenernos en las intenciones que tiene el Eln en relación con este proceso”.

ASESINADO OTRO SOLDADO 

El soldado profesional Santiago Isaza Moreno, adscrito a la Octava División del Ejército, falleció en las últimas horas pese a los esfuerzos del personal de especialistas médicos del Hospital Militar de Bogotá.

El joven uniformado había sido herido el pasado 14 de marzo en Saravena, Arauca, en una acción terrorista efectuada —al parecer— por un francotirador del ELN que lo hirió mortalmente.

El Ejército confirmó el fallecimiento del soldado y rechazó el hecho máxime que este se encontraba en cumplimiento de su deber protegiendo a la población de Saravena. El Ejército indicó que las denuncias de este hecho se instaurarán ante los organismos competentes.

“Este Comando continúa con el acompañamiento a la familia del soldado profesional Santiago Isaza Moreno, con el personal de psicólogos y orientadores espirituales, extendiendo sus más sentidas condolencias y elevando plegarias al Todopoderoso por su eterno descanso”, añadió la institución castrense.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más