HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Asesinos de venezolano quedaron grabados en cámaras de seguridad 

  El Cuerpo Técnico de Investigación Criminal – CTI – de la Fiscalía General de la Nación, con apoyo de las unidades de la Seccional de Investigación Criminal – Sijín – de la Policía Metropolitana de Santa Marta, está llevando a cabo las pesquisas para establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar del crimen de Jorge Luis Torrealba Torin, de 37 años de edad, natural de Venezuela. 

Las labores de campo les han permitido recopilar a los investigadores judiciales grabaciones de circuitos cerrados de cámaras de seguridad de establecimientos comerciales ubicados en los alrededores de donde se perpetró el homicidio, así mismos testimonios de personas que presenciaron el ataque con arma de fuego y entrevista con los familiares de la víctima.

“Ya tenemos algunas grabaciones en nuestro poder que nos ayudarán a individualizar, ubicar y capturar a los responsables de este hecho de sangre. Sin embargo, debemos indicar que la investigación apenas va en un 10 %, teniendo en cuenta que es un hecho que no tiene ni las 72 horas de haber ocurrido. Estamos escuchando a los familiares de la víctima”, dijo una fuente judicial.

Allegados del migrante del vecino país aseguraron que él “no se metía con nadie y día tras día salía a conseguir el sustento para sus familiares y también para poder enviar dinero hacia Venezuela”. “Él vendía flores, matas y materas, se asoleaba caminando por los diferentes barrios de la ciudad, no sabemos qué pasó”, dijeron personas que conocían a Jorge Torrealba.

EL HOMICIDIO 

Como se indicó en la edición impresa de ayer, dos individuos a bordo de una motocicleta, violando el decreto que prohibía la circulación de motos con parrillero hasta las 7:00 de la noche, interceptaron al ciudadano venezolano en la entrada al barrio Cantilito, y el pasajero, desenfundó un arma de fuego y sin mediar palabras le disparó en cuatro oportunidades, dos de los tiros se los propinó en la cabeza.

Logrado su cometido, los criminales huyeron con rumbo desconocido, mientras que el cuerpo sin vida de Torrealba Torin quedó sobre un andén, boca arriba y con su rostro cubierto de sangre producto de los balazos que les propinaron.

Conocido el hecho de sangre, hasta el lugar llegaron uniformados de la unidad de vigilancia por cuadrantes de la Policía Metropolitana de Santa Marta y acordonaron la escena del crimen, así mismo iniciaron las investigaciones correspondientes con el vecindario.

Finalmente, funcionarios de la unidad móvil de criminalística del CTI de la Fiscalía General de la Nación adelantaron la inspección técnica del cadáver y tras culminar los actos urgentes llevaron el mismo hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más