HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Chofer borracho chocó su carro y mató a veterinario

El presunto responsable del choque, identificado como Daniel Darío Charris, arrojó grado 2 en la prueba de alcoholemia que le practicaron. 

Después de permanecer cuatro días recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica El Prado, en Santa Marta, médicos de esta área confirmaron la muerte de Jhon William Luenaga Estrada, de 60 años de edad, oriundo de la ciudad de Bogotá y quien era veterinario de profesión, tras haber sufrido un grave accidente de tránsito.

De acuerdo con la información que se conoció, la víctima fue intervenida quirúrgicamente en diferentes oportunidades y pese a los cuidados permanentes de los médicos especialistas, un paro cardiorrespiratorio le arrebató la vida.

EL ACCIDENTE 

La versión que entregaron familiares de la víctima a esta casa periodística da cuenta que el grave accidente de tránsito se registró a la medianoche del sábado 18 de marzo, momentos en que la víctima conducía un vehículo acompañado de un hermano y su hija, sobre la carretera Troncal del Caribe, vía que comunica a Santa Marta con el vecino municipio de Ciénaga, Magdalena.

Según los allegados, a la altura del hotel Decameron apareció otro automóvil, conducido por Daniel Darío Charris, de 41 años de edad, presuntamente, bajo los efectos del alcohol, y chocó contra la parte trasera lateral izquierda del carro de Luenaga Estrada, lo que provocó que perdiera el control y se saliera de la vía.

“Jhon impactó violentamente contra un cerro de gigantescas piedras, por lo que sufrió heridas de consideración en diferentes partes de su cuerpo, al igual que su hermano e hija”, relataron los allegados de la víctima

Hasta el lugar de los hechos llegaron paramédicos de la red de ambulancia de la costa, profesionales que se encargaron de brindarle los primeros auxilios a los afectados, principalmente a quien sufrió la peor parte, que fue Jhon Luenaga, y en el menor tiempo posible los llevaron hasta la sala de urgencias de la clínica Bahía.

En el mencionado centro asistencial fueron estabilizados, pero Luenaga tuvo que ser recluido en la UCI por su delicado estado de salud. Al siguiente día, el afectado fue remitido a la clínica El Prado, en donde pese a los procedimientos quirúrgicos a los que fue sometido, perdió la vida.

AJÁ&QUÉ logró obtener los resultados de la prueba de alcoholemia que le practicaron a Daniel Charris, la cual arrojó que presentaba grado 2. “Queremos que se haga justicia, la muerte de mi hermano no puede quedar impune por un irresponsable”, aseguraron familiares de la víctima.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más