HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Procuraduría investiga a la ministra Corcho y al Invima

Carolina Corcho, ministra de Salud, comenzó a ser investigada por la Procuraduría como responsable de la escasez de medicamentos en el país. 

Por presunta omisión en la toma de medidas frente a la posible escasez de algunos medicamentos en el país, lo que afecta los derechos fundamentales a la salud y a la vida, la Procuraduría General de la Nación ordenó la apertura de indagación previa contra funcionarios del Ministerio de Salud y la Protección Social, y del Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima.

Según expresó la Sala Disciplinaria de Instrucción, se han agotado todas las instancias orientadas a obtener una respuesta por parte del gobierno para garantizar el interrumpido suministro de medicamentos esenciales para la población, pero resultados infructuosos

“El ente de control ha hecho requerimientos a la ministra de la cartera y al director del Instituto sobre la problemática que se presenta para los afiliados al sistema general de seguridad social debido al desabastecimiento de insumos, y pidió información acerca de las medidas adoptadas para atender la situación, que produjo incluso la declaratoria de alerta sanitaria”, expresó la entidad.

La entidad ordenó la práctica de pruebas documentales y testimoniales para individualizar a los responsables, establecer la ocurrencia de conductas presuntamente irregulares, determinar si son constitutivas de falta disciplinaria o si se actuó al amparo de una causal de exclusión de la responsabilidad.

¿A QUÉ SE DEBE LA ESCASEZ? 

La Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (ACEMI), rechazó las declaraciones del director del Invima, Francisco Rossi, quien aseguró que “la escasez de medicamentos se debe a que las EPS los están reteniendo para no entregarlos a los usuarios con el objetivo de oponerse a la reforma a la salud”.

En un comunicado, ACEMI aseguró que documentos en poder del Ministerio de salud muestran que las causas del desabastecimiento no son atribuibles a las EPS.

“La escasez de materias primas; inventarios insuficientes para suplir la demanda; problemas en la cadena de logística; tiempos prolongados de respuesta sobre trámites ante el Invima; alta concentración de preferencias del mercado en algunas marcas, entre otros, causas que no pueden ser, de ninguna forma, atribuibles a las EPS.

Igualmente, la asociación citó análisis académicos como el del Centro de Pensamiento de Medicamentos, información y poder de la Universidad Nacional, el cual muestra que las unidades vendidas se mantuvieron o incluso aumentaron, evidenciando que las compras no han bajado.

Finalmente, Acemi invitó al Invima, al Ministerio de Salud y a todos los actores de la salud en el suministro de medicamentos a “trabajar de la mano para identificar e implementar con máxima celeridad las soluciones que necesita el país frente a esta grave situación». Asimismo, instó a la institucionalidad a abrir sus canales de comunicación para la administración del sistema al margen del trámite de la reforma a la salud.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más