HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

“El gobierno nacional debe ajustar el proceso de Paz Total”: Aníbal Gaviria

Al gobernador Aníbal Gaviria le ha tocado sortear todas las muestras de poder que el Clan del Golfo le ha hecho al Gobierno Nacional. Desde hace 12 días, el departamento está sacudido por un paro minero sin precedentes que arrincona al Bajo Cauca y al Nordeste, y Gaviria quiere proponerle al presidente Gustavo Petro “un laboratorio de vida” en estas subregiones que consistiría en crear un distrito agro-minero que tenga en cuenta a todos los actores del oro. El gobernador también pide que la paz total no se convierta en un escudo para los armados.

Gobernador, ¿en qué va el paro minero?

“Ya hay un desgaste de los del paro y hay una muy importante presencia de la Fuerza Pública que ha ido avanzando en el control territorial. En este momento la troncal del nordeste ya está liberada. El lunes en la noche y ayer en el transcurso del día se abrió la Troncal de Occidente, o sea Medellín, Yarumal, Valdivia, Puerto Valdivia, Tarazá, Cáceres, Caucasia y Montería. Las vías fundamentales que estaban obstruidas ya están desbloqueadas”.

¿Y por qué se demoraron tanto? Ya van casi 13 días…

“Porque los bloqueos eran varios y en una sola de las zonas, en Tarazá y Cáceres, los manifestantes tumbaron cerca de veinte árboles y los atravesaron. Ahí se concentraron las protestas el fin de semana y ahí quemaron el peaje de Tarazá, y se intentó quemar y tomar la Estación de Policía de un corregimiento de Cáceres. Allí se demoró más la Fuerza Pública en lograr remover los obstáculos de la vía y en asegurar el sector para que los vehículos pudieran transitar”.

¿El cese al fuego bilateral que el gobierno de Petro decretó con el Clan del Golfo hizo todo más lento?

“No, en este caso no. En casos anteriores sí. Yo he sido crítico de ese cese al fuego y lo fui cuando estos grupos criminales, entre ellos el Clan del Golfo y las disidencias de las Farc, se estuvieron paseando por Yarumal, Campamento, Angostura, y por sus instituciones educativas. Desde allí le dije al país y al Gobierno Nacional que los actores armados estaban abusando del cese al fuego porque lo interpretaban como una inacción de la Fuerza Pública. El presidente Petro, desde el episodio de Yarumal, fue claro en decir que el cese al fuego no es únicamente para que dejen de dispararse el Ejército y los grupos armados, sino para que los grupos armados dejen de vulnerar a la población civil. No pueden seguir aumentando sus cultivos ilícitos, ni generar destrucción con la minería ilegal, ni tampoco ir a las escuelas a reclutar a los niños, eso fue lo que dijo Petro y se dinamizó la Fuerza Pública, que hasta ese momento sí estaba más lenta”.

¿Los videos de las disidencias jugando con los niños en escuelas de Yarumal fue lo que hizo mover a la Fuerza Pública?

“Totalmente. Es que en ese momento el país y la propia Fuerza Pública estaban en una confusión porque no sabían si podían repeler o no a los guerrilleros que llegaban a un centro poblado. Obviamente sí los podían repeler, porque si ellos seguían sembrando coca y seguían haciendo minería ilegal, ese no era el cese al fuego. Pero esa confusión estaba en ese momento. Yo quiero en esto ser claro, cuando se dio la orden del viernes del ingreso de la Fuerza Pública para normalizar el territorio, la orden se cumplió de inmediato, y las órdenes que ha dado el Gobierno Nacional de atacar a las dragas se han atendido también de inmediato. No ha habido lentitud”.

¿El Gobierno Nacional es el que ha quemado las dragas?

“Son decisiones del Ministerio de Defensa”.

¿Cuántas han quemado?

“Cinco dragas se quemaron el primero de marzo y tres se quemaron y destruyeron el sábado 11 de marzo, yo he apoyado al Gobierno Nacional en esas decisiones y el Gobierno ha apoyado a la Gobernación en la recuperación del control del territorio”.

¿Ocho dragas destruidas les hacen algún pellizco a los mineros?

“Sí, es que estas dragas son dragones de tipo brasileño, son grandes estructuras que producen un tremendo daño ambiental, no sólo por la forma en la que trabajan sino porque también utilizan mercurio y mucho de ese mercurio queda en el río”.

¿Pero cuántas de esas dragas hay en el Bajo Cauca?

“La cifra es muy poco oficial porque obviamente son ilegales, pero yo creo que puede haber unas 30 o 40 máximo. Estos no son aparatos de la minería ancestral ni de la artesanal, cuestan 1.500 o 2.500 millones de pesos, y por eso la quema de esos aparatos produjo la reacción del Clan del Golfo”.

Usted que ha sido crítico de la “paz total”, ¿cómo la ve a la luz de este paro?

“Todos tenemos el anhelo de paz y la mejor contribución es ser críticos de sus vacíos. La paz total tiene que tener una verificación. El cese al fuego, como el mismo Presidente lo ha dicho, no puede permitir que grupos ilegales sigan delinquiendo y aumenten la minería ilegal, la destrucción ambiental, la siembra de coca y las extorsiones. ¡Ese no puede ser el cese al fuego!”.

¿El paro minero golpea a la “paz total”?

“Esto amerita una rectificación, amerita un análisis de la verdadera voluntad de estos grupos con la paz total, porque la voluntad no puede mostrarse con cartas al Gobierno Nacional, sino con hechos. No puede ser que se envíen cartas y al mismo tiempo están propiciando una parálisis total del Bajo Cauca y el Nordeste con efectos gravísimos contra la población. Es que secuestrar 400.000 habitantes en su territorio, impedirles que se muevan, impedirles que se abastezcan, hacer que se cierren los comercios, obstaculizar las vías, pues eso no es paz total. Entonces claramente lo digo, el Gobierno debe rectificar, debe ajustar el proceso de paz total y debe exigir a estos grupos hechos reales de paz”.

El presidente Gustavo Petro viene a Antioquia…

“Sí, la información que tenemos es que el Presidente viene al Bajo Cauca. Quiero resaltar para que no quede ninguna duda de que la Fuerza Pública ha actuado de manera muy profesional. Tuvo una actuación prudente pero firme apoyando la recuperación de la tranquilidad de los ciudadanos. Y para eso la mandó el Presidente”.

¿Cuántos hombres mandó?

“Unos 10.000 hombres del Ejército y la Policía en el Bajo Cauca y el Nordeste, recuperando la libertad y el orden para las gentes”.

¿Le va a plantear algo al Presidente?

“Quiero proponerle una solución estructural: que el Bajo Cauca y el Nordeste se conviertan en un laboratorio de vida. Porque aquí desafortunadamente lo que ha habido es muerte y destrucción. A través de los años se han depredado miles de hectáreas con la minería ilegal y la coca. Se han muerto muchas personas. Han entrado en la ilegalidad muchos. Se ha deteriorado el tejido social”.

¿Cómo sería ese laboratorio de vida?

“Tiene muchos elementos. Uno básico es el distrito minero o agro minero que venimos trabajando desde la Gobernación con la Universidad de Antioquia, con la Universidad Nacional, con las alcaldías, con el CUEES (Comité Universidad Empresa Estado Sociedad), con las fuerzas vivas del Bajo Cauca. Allí también tiene que estar el distrito agrícola del maíz, que es uno de los más grandes proyectos del PDET. El plan maestro que ha venido discutiendo y construyendo el CUEES con todos los actores de la región, incluyéndonos nosotros. Y por supuesto todo lo que proponemos en la visión Antioquia 2040: corazón verde de América”.

Suena a un proyecto muy ambicioso…

“Esto no es un tema de un año, esto tiene que ser un plan a mediano y largo plazo que sirva como un laboratorio no sólo para el Bajo Cauca y el Nordeste sino para Colombia, donde se conjuguen inversiones y acciones del Gobierno Nacional, Departamental y local, también las corporaciones regionales, y en todas las áreas. Un laboratorio de vida que sea una solución estructural a los vacíos del Estado en el Bajo Cauca y el Nordeste por décadas”.

¿Es un laboratorio que necesita un gerente? ¿Una gran inversión del Estado? ¿De qué magnitud estamos hablando?

“Sí, es que el problema es de gran magnitud. La destrucción que hemos visto y que ustedes publicaron este domingo es la catástrofe ambiental más grande en la historia de Antioquia. ¿Merece eso un plan grande con inversiones de billones de pesos? Yo creo que sí. Además, porque es una zona en la que se concentran todos los problemas de Colombia: guerrilla, narcotraficantes, minería ilegal, daño ambiental, pobreza… Los grupos al margen de la ley están desde las Farc, el ELN, los grupos paramilitares, los narcotraficantes, ahora también el clan del Golfo”.

Es un sitio de reciclaje de la violencia…

“Exacto, por eso es un laboratorio de vida, que puede ser referente no sólo para el Bajo Cauca y el Nordeste, sino para otros territorios. Y tiene que tener una gobernanza, tiene que haber un gerente y obviamente un presupuesto importante del gobierno nacional, del gobierno departamental, fundamentalmente, y también la búsqueda del apoyo internacional. La destrucción de los bosques, de los ríos, es un problema que toca la sensibilidad global sobre el cambio climático”.

Le he oído una comparación entre las vías 4G y la destrucción de la minería ilegal ¿cómo es la imagen?

“Se está construyendo una gran vía de las 4G entre Alto Dolores y Remedios y Segovia, y entre Remedios y Zaragoza. Y desde el aire ves la obra de infraestructura vial más grande que estamos construyendo en Antioquia y se ve como si fuera un hilito al lado de la enorme destrucción producto de la minería ilegal. Una destrucción cien veces mayor que la que la huella que deja la 4G. Eso es algo impresionante”.

¿Qué significa un distrito minero? ¿Se legalizará a los ilegales?

“Lo más grave es que nosotros hemos convertido una riqueza en un problema. El oro ha sido el símbolo de la riqueza en toda la historia de la humanidad. Y allí lo que hay es mucho oro. Entonces, no puede ser que nosotros convirtamos la riqueza en muerte, en destrucción y en pobreza. Eso no lo hace el oro, eso lo hace el subdesarrollo. Porque los estados desarrollados que tienen riqueza convierten la riqueza en más riqueza. ¿Qué hacemos para convertir el oro en riqueza?”.

¿Por qué ha crecido tanto la minería ilegal?

“Porque ha aumentado enormemente el precio del oro y hoy la rentabilidad de la minería ilegal está por encima de la rentabilidad del tráfico de cocaína. Entonces los dos se convirtieron en grandes pilares de las organizaciones criminales”.

¿Y cuánto pueden ganar ahí? ¿Cuánta plata producen ahí?

“Ojalá pudiéramos tener mejores cifras, pero los negocios ilícitos de la droga y de la minería ilegal en Antioquia, en su conjunto, le generan ingresos de cientos de miles de millones de pesos al año a las organizaciones criminales. No sé decirte exactamente el valor”.

¿Ya le contó al presidente Petro su idea del laboratorio de vida?

“Nosotros hemos planteado el distrito minero y eso lo conocen los ministros del gobierno nacional y lo han visto con muy buenos ojos. Pero lo que quiero plantearle al presidente seguramente hoy en Caucasia es que como Estado no nos podemos quedar únicamente en la solución del paro y en el ataque a la minería ilegal. Tenemos que dar una solución más integral al territorio y esa solución es el laboratorio de vida en un período de ocho años de 2023 al 2030. Ya después se podrá proyectar hasta el 2040 y en ese período de ocho años definir unas inversiones de varios billones de pesos”.

¿De cuánto sería la inversión?

“Nosotros ya tenemos un borrador del laboratorio de vida que tiene los planes y los proyectos de inversión en el área productiva, en el área social, en el área de infraestructura, en el área de comunicaciones, en el área de cooperación internacional y por eso puedo hablar de que pensamos que la inversión podría ser de aproximadamente 5 billones de pesos. Nosotros en este Gobierno estamos invirtiendo un billón de pesos en el Bajo Cauca y otro billón en el Nordeste. Entonces no es desproporcionado que en los próximos ocho años se pueda invertir esa suma”.

Gobernador, ¿usted espera que el Gobierno Nacional se monte en esta propuesta con recursos o cree que con los recursos de la Gobernación de Antioquia se podría hacer esto?

“Los recursos del gobierno departamental los estamos invirtiendo y seguramente se invertirán allí, pero los que hacen la diferencia, los que convierten verdaderamente esto en un laboratorio de vida, son los recursos frescos nuevos del gobierno nacional. Yo propongo que el concepto de laboratorio de vida y este laboratorio se integren en el plan de desarrollo nacional para que puedan financiarse y para que se puedan construir las herramientas a través de la ley del plan. El Bajo Cauca y el Nordeste no van a esperar, las necesidades de la gente allí no van a esperar, la destrucción ambiental que continúa no va a esperar”.

¿Los habitantes de estos municipios pueden dormir hoy tranquilos o cuando dormirán tranquilos?

“Yo creo que es un proceso gradual”.

¿Todavía no está bajo control la zona?

“Hay un control, pero un control parcial, pueden dormir más tranquilos hoy de lo que dormían ayer, ayer de lo que dormían antier y pueden dormir más tranquilos seguramente mañana de lo que están durmiendo hoy, pero le voy a decir sólo podrán ellos dormir tranquilos y nosotros también, si ponemos a funcionar esta solución estructural del laboratorio de vida. Si aquí no se da una solución estructural mañana tendremos otro paro y no sólo en el Nordeste o en el Bajo Cauca sino en otros territorios”.

Se van acercando al norte de Antioquia, la mancha del oro se va extendiendo…

“No sólo el oro. Recordemos que el Clan del Golfo ya hizo un paro más grande que este en términos territoriales cuando extraditaron a Otoniel. Pararon Bajo Cauca, pararon Occidente, pararon el Norte, pararon Nordeste y pararon otros seis departamentos de Colombia. ¿Por qué? Porque vieron tocados sus intereses. Entonces, la solución estructural es más presencia del Estado, un Estado más fuerte en la ley, en la autoridad, en la fuerza pública y un Estado más fuerte en lo social, un Estado que haga más escuelas, que dé más salud, que haga más infraestructura de servicios públicos. Nuestra tragedia, nuestra gran paradoja, es que, por la debilidad del Estado, convertimos la riqueza en pobreza. ¿Qué tristeza? La región del Bajo Cauca es de las más ricas de Colombia y ¿para qué nos ha servido? Allí lo que hemos tenido y lo que tenemos hoy es una tierra degradada, una creciente destrucción ambiental y una degradación también del tejido social. Convirtamos la riqueza del Bajo Cauca en riqueza para el Bajo Cauca y el Nordeste y eso lo hacemos a través de este laboratorio de vida, que nos permita tener un Estado más fuerte”.

COLPRENSA

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más