HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Magistrado suspendió audiencia contra Caicedo y regañó al fiscal

El togado conminó en varias ocasiones al Fiscal a quien censuró por no tener los argumentos claros frente a las imputaciones que hacía. 

Ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá se desarrolló la audiencia de imputación de cargos e imposición de medida de aseguramiento en contra del gobernador Carlos Eduardo Caicedo Omar, por supuestos hechos acaecidos mientras era alcalde de Santa Marta.

Sin embargo hubo algo muy particular durante la audiencia y es el llamado de atención del magistrado Carlos Héctor Tamayo Medina quien prácticamente dejó entender que ´era una perderá de tiempo lo que estaba provocando el Fiscal al no tener claridad de lo que debía demostrar

El fiscal divagó tanto  en su disertación, lo cual fue entendido por el juez como una falta de claridad de la etapa procesal en la que se encuentran por el caso de la construcción del Coliseo de Gaira. El magistrado impidió que la diligencia se convirtiera en un ring de acusaciones contra Caicedo quien  no aceptó los cargos y ratificó su inocencia.

LA ACTUACIÓN DEL FISCAL 

En la diligencia, el fiscal ocho Delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Leonardo Augusto Cabana Fonseca, señaló que el mandatario, sería el presunto responsable de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación en favor de terceros, por la construcción del Coliseo de Gaira, una obra terminada y que en la actualidad cumple con su beneficio para la comunidad samaria.

No obstante, en el desarrollo de la diligencia Cabana Fonseca accedió a la solicitud del magistrado de suspender la continuidad de la misma, reconociendo que no tenía la claridad de los argumentos de manera fáctica, o sea, sin profundizaciones innecesarias, tal como estaban siendo pedidos por el administrador de justicia. El despacho del Tribunal requirió en varias oportunidades que el representante del ente investigador se ciñera sólo a la notificación.

DERROCHE DE TIEMPO    

 “Me ha tocado interrumpirlo porque desde el comienzo le solicité que nos ciñéramos a lo que dice la Ley, pero no fue acatado, no fue tenida en cuenta mi recomendación como juez directo del proceso… Doctor seamos precisos y no distorsionemos las cosas. Esto nos lleva a un derroche de tiempo”, dijo el magistrado Carlos Héctor Tamayo Medina.

En este contexto, Caicedo Omar al consultarle sobre los cargos endilgados dijo no aceptarlos, toda vez que no existen razones para inferir un atentado contra la administración pública, pues, el escenario deportivo está cumpliendo con el fin para el cual fue proyectado.

NO SE ALLANÓ NI ACEPTÓ  CARGOS 

 “Señor magistrado muchas gracias por la aclaración previa, no acepto ni me allano a los cargos que atropelladamente la Fiscalía ha estructurado en mi contra en relación a este Coliseo, que se encuentra al servicio de la comunidad. No acepto los cargos. Me declaro inocente”, dijo el gobernador.

Por su parte, el magistrado Tamayo Medina no asintió a la fecha que de manera apresurada, la Fiscalía quiso imponer para la reanudación de la audiencia; el afán los llevó a solicitar cupo para la semana entrante, pero dada la agenda del despacho, el togado hizo hincapié de que la nueva cita sería informada por su secretaría.

´La duda de la Fiscalía ante la medida de aseguramiento contra el doctor Carlos Caicedo por la supuesta apropiación injusta de $690.591.549 de los recursos del Estado, demuestra la falta de claridad en su actuación´, detalló el abogado de Caicedo.

FISCAL SIN ARGUMENTOS 

Tras varias horas de audiencia, la Fiscalía General de la Nación se quedó sin argumentos para justificar la solicitud de medida de aseguramiento contra el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo Omar, por lo que se solicitó un aplazamiento de la diligencia judicial.

Así quedó consignado en el segundo día de audiencia que se lleva en contra del Gobernador del Magdalena por lo que considera el organismo acusador que son más de 17 irregularidades contractuales y dos supuestas falsedades ideológicas. Anomalías señaladas que se habrían desarrollado durante la construcción de la Megabiblioteca 500 Años en Santa Marta.

En medio de la audiencia que se desarrollaba de manera virtual, el magistrado Carlos Héctor Tamayo Medina, exigió al delegado de la Fiscalía, ser más sustancioso en la explicación del material probatorio para solicitar la medida de aseguramiento contra el mandatario seccional, cosa que al parecer no pudo hacer el fiscal, quien pidió la suspensión de la diligencia.

“No hay necesidad que a quien formuló imputación por qué hechos y por qué delitos, obviemos las repeticiones, nos prometió que nos haría la sustentación desde el punto de vista probatorio, entonces escuchemos el sustento probatorio para la medida”, reiteró el magistrado Carlos Héctor Tamayo Medina.

“Pido suspensión de la audiencia dado que de la manera como usted me está exigiendo, me está limitando, y tengo que entrar a reconsiderar varios aspectos frente a la intervención que tiene la Fiscalía General de la Nación, para solicitar la medida de aseguramiento, que considero se tiene que hacer referencia a la situación fáctica que establezca la probable responsabilidad del imputado”, respondió el fiscal Leonardo Augusto Cabana.

El gobernador Carlos Caicedo expidió ayer el siguiente comunicado:

COMUNICADO 

Comunicado con ocasión de la audiencia de imputación de cargos de la Fiscalía por la ejecución de las obras de la Megabiblioteca por presunta falsedad y celebración de contratos sin el lleno de requisitos legales

La Fiscalía me acusa porque construimos una biblioteca con tamaño y espacios dignos, de calidad y además con la amplitud que le diera cabida a todos los estudiantes de la  ciudad de Santa Marta, y a los ciudadanos en general.

La Fiscalía considera un delito que el proyecto inicialmente tenía el nombre de Biblioteca del Río Manzanares y terminó inaugurándose con el nombre de Megabiblioteca 500 Años.

Esta obra fue construida en predios de un colegio y su beneficio es corroborable, pues está en medio de una comunidad educativa con más de 6 colegios en un radio que no supera el kilómetro, siendo los primeros beneficiados los estudiantes de la Institución Educativa San Pedro Alejandrino, además recibe la visita de estudiantes de todos los colegios de la ciudad, sin tener detrimento patrimonial alguno.

  1. Mintió la Fiscalía cuando me vinculó a través de su comunicado con el “Robo al Magdalena”, queda claro que no he tenido vínculo, ni nada tuve que ver tampoco con el Clan Cotes.
  2. Me imputan contratación sin el lleno de requisitos porque el proyecto en el desarrollo de su preparación varió de nombre y les molestó a los de la Fiscalía lo de “Megabiblioteca” siendo que el lugar, estudios y diseños corresponden al mismo lugar.
  3. Dicen que incurrí en falsedades porque la Megabiblioteca no está cerca al Río Manzanares, ni en Mamatoco sino que está en la IED San Pedro Alejandrino. Todo indica que los señores fiscales no advirtieron que la IED San Pedro Alejandrino está a 200 metros del Río Manzanares, que también está en Mamatoco y que en sus mismos terrenos está la Megabiblioteca.
  4. Es el colmo que nos traten de delincuente por construir una obra que a juicio de la Fiscalía esta debía servir únicamente a los alumnos del IED San Pedro Alejandrino y no a toda la población infantil de Santa Marta como hoy lo es.

Atentamente

CARLOS CAICEDO

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más