HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Lanzaron un ataúd a la basura y pensaron que era una amenaza

Los habitantes del barrio Chimila 1 y 2 se alarmaron tras la aparición de un ataúd de cartón en la esquina de ese sector, pintado de negro y con una cruz blanca a los lados.  

Debido a los últimos hechos de sangre que se han registrado en la capital del Magdalena, los moradores procedieron a dar aviso a la Policía Metropolitana, cuya institución desplegó sus unidades de vigilancia por cuadrantes hasta la zona.

Guardando todos los protocolos de seguridad, los agentes acordonaron el área con el fin de evitar que alguno de los habitantes abriera este féretro construido con material tipo cartón.

Tiempo después, hasta el sitio llegaron oficiales de la institución, quienes después de verificar el contenido del mismo y el mensaje que contenía, pudieron constatar que lo habían utilizado en una protesta en días pasados.

“Tenía imágenes pegadas haciendo referencia a las enfermedades que les está provocando el relleno sanitario a los niños, jóvenes y adultos y los nombres de los barrios donde se están viendo afectados”, dijo un oficial que llegó al sitio.

ES UNA AMENAZA AMBIENTAL 

La caja hace referencia a las afectaciones que los asentamientos urbanos, cercanos al relleno sanitario de Palangana, han padecido en los últimos 23 años. Y si bien, no se trata de una intimidación de un grupo armado, como aclaró la Policía, es una manera que la comunidad utiliza para alerta sobre la prórroga de la licencia  ambiental de este vertedero.

En la noche de este miércoles, habitantes del barrio Chimila Dos alertaron sobre la presencia de un ataúd negro con algunas fotografías en su parte posterior, lo cual provocó el pánico entre la comunidad y obligó la presencia de la Policía Nacional, quien después de unos minutos confirmó que la situación no se trataba de un medio intimidatorio de algún grupo armado, como se especuló, sino de una caja que fue utilizada el pasado 10 de febrero en una manifestación en contra del permiso que Corpamag le entregó a Atesa para que por seis meses más siguiera llevando los residuos al relleno sanitario.

Pablo Palma, quien fue uno de los organizadores de la anterior protesta, señaló que si bien no se trata de una amenaza al orden público de la zona, el ataúd sigue representando la necesidad de la reubicación de este vertedero de basura, pues, «las imágenes que estaban pegadas muestran el daño en la salud y el medio ambiente que durante 23 años hemos sido víctimas por el Palangana. Es oportuno que el ataúd aparezca y cree impacto porque nuestra defensa por los derechos, no se acabó el día del plantón, nosotros seguimos exigiendo que el relleno sea reubicado porque nos resistimos a seguir poniendo los muertos y los enfermo. Reubicación ya».

En este contexto, HOY DIARIO DEL MAGDALENA conoció que una firma de abogados estuvo en el terreno donde está el relleno sanitario con la intención de comprar predios aledaños para su expansión.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más