HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Juez dio domiciliaria a mujer que mató a su expareja

Gloria Esther Ramírez Aguilar, de 26 años de edad, ama de casa y madre de tres menores mató de una puñalada en el pecho a su expareja Jesús David Arzuza Gámez, quien se dedicaba a las labores de mototaxismo quien la maltrataba y fue notificada con medida intramural en su lugar de residencia por un juez de la República, mientras se adelanta su proceso por homicidio agravado, por los hechos registrados al interior de una vivienda en el perímetro urbano de Plato, Magdalena. 

La mujer conocida como entre sus amigos y familiares como ‘Yoya’ venía siendo víctima de violencia intrafamiliar por parte de su expareja, a quien le tenía una orden de alejamiento desde hace un tiempo, pero de igual manera, este presuntamente la buscaba para maltratarla física y verbalmente en cualquier lugar de la localidad, hasta la última vez que llegó a su lugar de trabajo, inició una discusión acalorada y esta para defenderse tomó un cuchillo doméstico y lo atacó en una oportunidad.

En medio de la diligencia judicial, la Fiscalía General de la Nación le imputó cargos por el delito de homicidio, sin embargo, el juez determinó otorgarle el beneficio de detención domiciliaria, al no considerar que representa un peligro para la sociedad y que los hechos en el que causó la lesión mortal a la víctima, fueron en defensa propia.

Cabe recordar que el hecho de sangre se registró en carrera 9 con calle 12, barrio Los Guayacanes, en pleno centro de Plato, Magdalena, en medio de una discusión donde la mujer se armó con un cuchillo doméstico y le propinó una puñalada a la altura del sector derecho de la espalda, que lo dejó malherido, por lo que tuvo que ser auxiliado por los presentes y trasladado hasta la sala de urgencias del hospital Fray Luis de León, donde los galenos en turno oficializaron su muerte minutos después de su ingreso.

Según lo informado por medios locales, en varias oportunidades la expareja de la mujer la agredía y acosaba hasta el punto de que, recientemente el hombre le había incendiado la vivienda donde vivía con su hijo.

Otras versiones que circularon indican que el hombre habría llegado al lugar de trabajo de su expareja, a reclamarle y amenazarla con quebrar los vidrios de su humilde vivienda y quemar la residencia donde vive con los dos menores, lo cual no le gustó y se fue a la cocina tomando un cuchillo y propinándole una herida en el tórax.