HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Édgar Salas Ballesteros: “La verdad, es la clave para hacer un buen periodismo”

Édgar Salas Ballesteros considera que para ejercer el periodismo lo primero que tiene que hacer el comunicador es tener como aliada la verdad. ´Esa es la mejor amiga, consejera, la que no te miente, la que te abre todos los espacios en la sociedad. Ejercer la profesión amparado en la verdad´, sostiene.  

Estudió en la Universidad Autónoma del Caribe, donde recibió título de Comunicador Social-Periodista, es Especialista en Comunicación Estratégica de la Universidad Sergio Arboleda y con varios diplomados, talleres, conferencias de distintos temas de la comunicación.

Actualmente es director de la web edgarsalas.com.co y de las fans page en Facebook Edgar Salas y la Entrevista y El Retén y La Noticia, esta última página creada para devolver a su pueblo la inspiración que le ha dado durante 30 años.  “Siendo de El Retén, Magdalena, el único ‘pueblerino’ que ha dirigido Caracol Radio, RCN la cariñosa, Radio K, Radio Magdalena, Radio Rodadero, La Voz del Mar, Fuego Stereo, corresponsal de Noticaribe, Televista, NTC, Noticiero de la 7, A.M. P.M., CMI y La Noticia

Ganador del premio de periodismo de la Universidad Sergio Arboleda en la categoría de televisión con el especial Unimagdalena 50 Años. Recibió La Gran Cruz de Bastidas y La Orden Cruz Oficial de la cámara de Representantes.

Desde el año 1990 viene ejerciendo el periodismo, lo recuerda como si fuera ayer, cuando llegó a la oficina del doctor Ulilo Acevedo Silva en la Avenida ‘José María Campo Serrano’, en un segundo piso, donde se elaboraba el semanario Hoy Lunes y era el distribuidor de El Heraldo, “le pedí trabajo un lunes del mes de octubre y me dijo que fuera al día siguiente, a partir de allí empecé en firme mi tarea periodística”.

¿Qué es lo que más te apasiona del periodismo? 

“El periodismo en verdad es una pasión, construir y contar historias que lleguen al lector, al observador o a quien escucha, y se mueve su fibra, esa es la verdadera acción del hecho periodístico, no todas las veces ocurre, pero si luego de producir un contenido alguien te dice que lloró, que   le dio risa, que comprendió, que lo dicho sirve de ejemplo, esa es la clave de este oficio, y eso como se logra, diciendo la verdad, ella es la clave del quehacer periodístico, jamás nacerá una historia a partir de la mentira”.

¿Qué opinas del ejercicio periodístico actúan en el país? 

“Yo creo que he transitado en dos épocas, una en donde los ‘capos’ del periodismo mandaba en el escenario, Yamit Amat, Juan Gossain, Darío Arizmendi, Javier Ayala, la familia Santos y Cano y los que estaban detrás de El Heraldo, El Colombiano, El País, ellos pusieron la pauta de un periodismo inteligente, que ponía la agenda del día, como sucedía con nosotros en Caracol Radio. Y después llegó la época de la Internet y todas las redes sociales, si bien hay mucha basura, a quienes desde la esfera periodística hacen valer la profesión, pero sin duda que como hay tanta gente que no saben un carajo de esto, llegaron fue en busca de plata, entonces por supuesto que ha mermado la calidad, aunque se abrió el espectro, entonces un buen ciudadano puede que termine construyendo una historia de calidad”.

¿Cuáles son las bases para ejercer un buen periodismo? 

“Las bases son las de la casa, honestidad, transparencia, la verdad por delante, tratar de ser lo más objetivo posible, y cuando digo esto, es que todo el mundo tiene sangre y corazón, pero eso no es óbice para dejar de construir una noticia con equilibrio, hoy como todo el mundo dice saber escribir, hacer programas, entrevistas, entonces es muy jodido hablar del buen periodismo, pero si todavía hay la posibilidad de rescatar sus bases genuinas, y yo por ejemplo, desde mi condición, humildemente todos los días trato de aportarle a mi profesión con la verdad y hacer las preguntas que corresponden a cualquier invitado”.

¿Qué opinas de las nuevas tendencias del periodismo, como el organizacional y digital? 

“He de imaginar que la tarea organizacional debe ser una muy buena cosa, en lo digital que es por donde transito hay de todo, diría que el 70 por ciento de quienes escriben lo primero que deberían decir es “tengo una página, pero no soy periodista”, así entenderíamos porque escriben tan mal, porque usan mayúsculas para el título, porque no tienen bajada, porque su lead es tan enredado, hay un 30 por ciento de personas que luchan por hacer bien las cosas y eso me alegra mucho, no estamos solos, mis páginas no reciben un peso de Facebook, no soy amigo de montar noticias de muchos muertos, eso depende la circunstancia, yo llegué al internet a hacer periodismo, si eso crece, amén”.

 ¿Consideras que las redes sociales le han robado protagonismo al periodismo actual? 

“Las redes sociales no le han robado el protagonismo a nadie, ellas sirven para informar muy mal, mal o bien con cierta prontitud, pero al final tendrás que leer un medio serio constituido para ello. Por las redes, Teófilo Gutiérrez fue jugador del Unión Magdalena y de vaina no dijeron que jugó un partido, un periódico o medio digital serio jamás lo confirmamos, en las redes sociales no hay fuente y constatación de la noticia, eso lo van tirando como sea, esa es la gran diferencia entre el protagonismo y la verdad periodística”.

¿Cuál es tú consejo para las nuevas generaciones del periodismo? 

“Decir la verdad, constatar la fuente, hacer periodismo de proximidad, llegar lo más cercano a los hechos, no ser activistas políticos, si quieren ser periodistas, no se le entreguen en media hora a un político, leer, estudiar, prepararse, leer y leer libros de verdad, así podrán escribir un párrafo sin la falta de ortografía, me imagino que hay muchos ‘pelaos’ que llegarán a superar lo que hemos hecho hasta ahora, y sin arrogancia, cosa que no es fácil, esta es una generación que ha vivido muy buen periodismo”.