HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

´Nuestra misión en la ´Sergio´ es formar Periodistas Integrales´ 

María Alejandra Olarte Molina, es la vicedecana de la Escuela Ciencias de la Comunicación y Diseño de la Universidad Sergio Arboleda, seccional Santa Marta, desde el año 2019 ocupa este importante cargo. 

La también comunicadora social-periodista Olarte Molina, sostiene que “de acuerdo con la función sustantiva de la educación superior y la misión Institucional, formamos Periodistas Integrales que tengas bases teóricas sólidas, competencias del hacer, es decir, acciones prácticas y además que tengan un sentido social y humano muy presente al momento de ejercer la profesión, por supuesto, a partir de las transformaciones del mundo del trabajo, se mantiene en revisión constante el plan de estudio para formar así profesionales que no solo conozcan el contexto sino que además estén preparado para enfrentas los retos”.

De acuerdo con su concepto, el periodismo en la actualidad es un oficio tan desafiante como hace dos décadas atrás, “pero en la actualidad, para sobrevivir sin desvirtuarse, los periodistas no solo han tenido que transformar sus formatos y recursos de producción, sino que también ha tenido que reafirmar sus códigos éticos y su compromiso social”.

La vicedecana de la ‘Sergio Arboleda’ defiende el ejercicio periodístico que se realiza en el país. “Primero hay que decir que en Colombia, pese a que este sea un debate abierto, se hace buen periodismo. Incluso se ha hecho periodismo que ha afrontado problemáticas estructurales como la violencia y la corrupción. Se ha hecho periodismo que ha incomodado y denunciado situaciones que afectaban el bien colectivo. Probablemente, lo que habría que decir es que para que no se debilite el oficio, se necesitará siempre de una formación integral entre los representantes del periodismo, tanto como unas condiciones del entorno que permitan tejer y fortalecer la independencia de los medios de comunicación”.

Así mismo se refirió a la influencia de las redes sociales digitales, las cuáles según su opinión, se están entretejiendo en el debate público, social y cultural. “Entraron a configurar un espacio más complejo, que nos obliga desde el periodismo a repensarnos cómo unos defensores de las libertades y de la verdad. Es decir, siendo conscientes del deber de estar en ese espacio promoviendo la información que orienta y ayuda a la ciudadanía, que acaba con las confusiones. No es simple, porque las redes sociales no tienen la misma regulación que otros medios tradicionales, pero tiene que ser nuestro compromiso. Las redes desafían al periodismo en tanto lo obligan a ser creativo y corregirse, a responsabilizarse de aquello que emite”.

Y su consejo para las nuevas generaciones de periodistas es el siguiente: “Que se formen y entiendan que aunque haya que aprender de tecnología y de dominar herramientas, el buen dominio del lenguaje y el acervo de saberes (probados), de saberes reflexivos y saberes culturales, harán un gran diferencial. Eso, al lado de desarrollar sensibilidad social y la capacidad de diálogo, del diálogo con mundos y perspectivas diferentes, eso harán un plus relevante, para sobresalir y cumplir con su labor con excelencia, ética y pasión”.

María Alejandra Olarte Molina, vicedecana de la Escuela Ciencias de la Comunicación y Diseño de la Universidad Sergio Arboleda.

´Nuestra misión en la ´Sergio´ es formar Periodistas Integrales´

María Alejandra Olarte Molina, es la vicedecana de la Escuela Ciencias de la Comunicación y Diseño de la Universidad Sergio Arboleda, seccional Santa Marta, desde el año 2019 ocupa este importante cargo.

La también comunicadora social-periodista Olarte Molina, sostiene que “de acuerdo con la función sustantiva de la educación superior y la misión Institucional, formamos Periodistas Integrales que tengas bases teóricas sólidas, competencias del hacer, es decir, acciones prácticas y además que tengan un sentido social y humano muy presente al momento de ejercer la profesión, por supuesto, a partir de las transformaciones del mundo del trabajo, se mantiene en revisión constante el plan de estudio para formar así profesionales que no solo conozcan el contexto sino que además estén preparado para enfrentas los retos”.

De acuerdo con su concepto, el periodismo en la actualidad es un oficio tan desafiante como hace dos décadas atrás, “pero en la actualidad, para sobrevivir sin desvirtuarse, los periodistas no solo han tenido que transformar sus formatos y recursos de producción, sino que también ha tenido que reafirmar sus códigos éticos y su compromiso social”.

La vicedecana de la ‘Sergio Arboleda’ defiende el ejercicio periodístico que se realiza en el país. “Primero hay que decir que en Colombia, pese a que este sea un debate abierto, se hace buen periodismo. Incluso se ha hecho periodismo que ha afrontado problemáticas estructurales como la violencia y la corrupción. Se ha hecho periodismo que ha incomodado y denunciado situaciones que afectaban el bien colectivo. Probablemente, lo que habría que decir es que para que no se debilite el oficio, se necesitará siempre de una formación integral entre los representantes del periodismo, tanto como unas condiciones del entorno que permitan tejer y fortalecer la independencia de los medios de comunicación”.

Así mismo se refirió a la influencia de las redes sociales digitales, las cuáles según su opinión, se están entretejiendo en el debate público, social y cultural. “Entraron a configurar un espacio más complejo, que nos obliga desde el periodismo a repensarnos cómo unos defensores de las libertades y de la verdad. Es decir, siendo conscientes del deber de estar en ese espacio promoviendo la información que orienta y ayuda a la ciudadanía, que acaba con las confusiones. No es simple, porque las redes sociales no tienen la misma regulación que otros medios tradicionales, pero tiene que ser nuestro compromiso. Las redes desafían al periodismo en tanto lo obligan a ser creativo y corregirse, a responsabilizarse de aquello que emite”.

Y su consejo para las nuevas generaciones de periodistas es el siguiente: “Que se formen y entiendan que aunque haya que aprender de tecnología y de dominar herramientas, el buen dominio del lenguaje y el acervo de saberes (probados), de saberes reflexivos y saberes culturales, harán un gran diferencial. Eso, al lado de desarrollar sensibilidad social y la capacidad de diálogo, del diálogo con mundos y perspectivas diferentes, eso harán un plus relevante, para sobresalir y cumplir con su labor con excelencia, ética y pasión”.