HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Fin de semana dejó 7 muertes violentas

Siete personas perdieron trágicamente la vida durante el fin de semana en el departamento de Magdalena, según informaciones entregadas por las autoridades de Medicina Legal y la Policía. A la capital del Magdalena le fue bien en materia de seguridad, pues no se registraron homicidios. 

Señala el informe que durante el fin de semana  siete personas murieron de manera violenta, dos en atentados a bala, dos por accidentes de tránsito, un caso de suicidio, y dos sucesos más en extrañas circunstancias; un banderillero corneado y un menor hallado sin vida tras ser reportado como desaparecido un día antes.

El listado de muertes violentas inició con un trágico suceso registrado en las fiestas patronales del municipio de Tenerife, cuando Arturo José Vega, quien deja un hijo y residía en el barrio San Nicolás, de Plato, municipalidad de la que era oriundo, participaba de las corralejas de toros y registró una lesión mortal a la altura del tórax.

Según testigos, Vega se disponía a colocarle una banderilla al animal y no calculó bien la posición. Fue así cuando el toro le asestó una cornada que le causó una herida en el tórax, por la cual minutos después falleció, cuando era trasladado en una ambulancia hacia un centro asistencial del municipio de Plato.

La noche del viernes en el perímetro urbano del municipio de Fundación, Magdalena, dos hombres no identificados acabaron con la vida de Abat Farit  Escorcia, de 50 años de edad, quien laboraba en la Oficina de Tránsito, utilizando arma de fuego.

El atentado se registró frente a una droguería ubicada en el barrio Paz del Río, donde quedó el cuerpo sin signos vitales. Según la entidad policial, los pistoleros lo abordaron cuando se desplazaba a pie y le dispararon en tres oportunidades, dejándolo sin vida en medio de un charco de sangre. La comunidad intentó llevarlo al centro médico de la localidad, sin embargo, su muerte se dio en el acto.

La mañana del sábado se confirmó el suicidio del estudiante Juan Sebastián Hernández Argota, de 22 años, quien cursaba noveno semestre de contaduría en la Universidad del Magdalena, quien fue hallado agonizando por sus familiares al interior de su habitación en el sector de Los Almendros, zona norte de la ciudad. Pese a que sus familiares lo trasladaron en un taxi hasta la urgencias de la clínica Mar Caribe, minutos después se confirmó su deceso producto de un paro cardiorrespiratorio.

Los peritos judiciales a cargo del caso tratan de esclarecer si el Hernández Argota ingirió en abundancia medicamentos que lo llevaron a la muerte o si buscó otros elementos para ponerle fin a su vida.

Por otro lado, dos de las muertes violentas se presentaron la madrugada del domingo se presentó un siniestro vial que cobró la vida de Carlos Villalobos Gutiérrez y Junior Maldonado Altahona, originarios de El Retén, luego que chocaran contra un poste de energía la motocicleta en la que se movilizaban en perímetro urbano de Fundación.

Dada la gravedad de los traumatismos que sufrieron a causa de la fuerte colisión, los jóvenes murieron en el sitio. Por lo anterior, las autoridades tratan de establecer si Villalobos Gutiérrez y Maldonado Altahona se desplazaban bajo los efectos del alcohol.

La información judicial señala que la madrugada del domingo se presentó un atentado criminal en cercanías a un billar situado en área rural del municipio de Zona Bananera, donde un hombre perdió la vida y un menor de 15 años resultó impactado por una bala en su pie izquierdo, por fortuna, sin revestir gravedad.

El suceso violento se dio en la vía que comunica al corregimiento Orihueca con la vereda Candelaria, donde al parecer, y según lo informado por la comunidad, Ricardo José Fernández Ferreira, de 43 años se dirigía a su vivienda después de departir con varios amigos y fue en ese momento cuando dos individuos desconocidos que se movilizaban en una motocicleta lo sorprendieron. En instantes, el parrillero sacó un arma de fuego y le disparó al hombre sin mediar palabras en repetidas oportunidades.

El menor que caminaba por la zona cuando ocurrió el atentado, resultó herido en el pie izquierdo luego de que uno de los proyectiles lo alcanzara, por lo que tuvo que ser llevado a un centro asistencial del sector para ser valorado  por los especialistas.

Finalmente, una de los hechos que están siendo investigados se registró en el municipio de Ciénaga, donde la comunidad reportó a las autoridades el hallazgo del cuerpo sin vida de Jhon David Bermúdez Valdez, de 17 años, en una zona enmontada del sector conocido como Los 500 Palos, tras haber desaparecido desde el viernes 27 de enero cuando salió de su vivienda desde las 6:00 a.m., según sus familiares.

Los peritos judiciales a cargo de la inspección y el levantamiento llevaron el cuerpo a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta localidad, a fin de determinar las causas reales del deceso.