HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

Colegios no pueden obligar comprar libros exclusivos

Llegó el día. Hoy se inician las actividades académicas en el departamento del Magdalena con el retorno de más de 180 mil estudiantes a las aulas escolares y ya muchos padres de familia se preparan para que sus hijos tengan a la mano los útiles escolares necesarios para el desarrollo de las jornadas académicas. 

Una temporada en la que siempre se generan inconformidades con los elementos que exigen algunas instituciones educativas, porque en ocasiones condicionan a los acudientes a comprar uniformes o libros de marcas o proveedores específicos.

Por esta razón, el Ministerio de Educación Nacional está brindando orientaciones a las secretarías de Educación, los establecimientos educativos y a los padres de familias sobre las directrices de ley que están vigentes en la solicitud de materiales educativos para este año.

La cartera de Educación explicó que a nivel nacional se mantiene activa la Ley 1269 de 2008, la cual señala que las listas escolares que incluyan útiles, uniformes y textos, deben ser entregadas a los padres de familia en el momento de la matrícula y no después.

“Debe estar previamente aprobada por el Consejo Directivo. No podrán exigir que entreguen estos materiales al establecimiento educativo”, menciona el documento.

La violación de esta ley puede ser sancionada con una multa que oscila entre los 50 y 200 salarios mínimos legales mensuales vigentes para el colegio, resaltando que si este llega a reincidir en la mala conducta, podría ser cerrado definitivamente.

De igual forma, el MEN indicó que los establecimientos educativos no tienen autorizado exigir proveedores y/o marcas específicas a los acudientes para adquirir los elementos escolares.

Si los padres de familia encuentran alguna irregularidad en las listas pueden entregarlas a las secretarías de Educación, para su revisión. Denuncias que tendrán que ser revisadas a más tardar un mes antes de la iniciación de las labores escolares del correspondiente año lectivo, para aprobar solo los útiles que se ajusten plenamente al Proyecto Educativo Institucional (PEI) de cada plantel.

EL COSTO DE LOS UTILES ESCOLARES 

Con el nuevo año, muchos productos suben de precio y los útiles escolares no son la excepción. Según informaron comerciantes del sector los costos de esta industria para este 2023 se elevaron en un 35% y 43% en comparación al 2022, por lo que los padres de familia podrían evidenciar un incremento entre el 15% y el 18% al comprar la lista de sus hijos para el colegio.

Según la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), este incremento obedece a varios factores. Uno de ellos es la inflación, que al terminar el 2022 alcanzó el 14,33% en Cartagena, siendo esta la cifra más alta en los últimos 20 años. Así mismo, el incremento del dólar, la escasez mundial de materias primas, los sobrecostos en el transporte y las presiones sobre el entorno logístico también incidieron en el aumento de los precios.

Así las cosas, de acuerdo con un sondeo realizado en la ciudad por parte de Fenalco, cada padre de familia está gastando en promedio $300 mil en la compra de útiles escolares, sin incluir el valor de los libros que también piden las instituciones educativas.

“Este valor varía dependiendo de la cantidad de productos, marca, lugar de donde se compre y del curso, pues en preescolar podría estar alrededor de $310 mil, para primaria en $200 mil y para bachillerato un promedio de $350 mil”, indicó el gremio.

A COMPRAR FORMAL

Pese al alza en el valor de los útiles escolares, desde Fenalco extendieron una invitación a los padres de familia a comprar sus listas en comercios formales, con el fin de adquirir productos de calidad que tengan las garantías adecuadas.

“Uno de los problemas que continúa presentándose es la adquisición de productos con un precio muy por debajo del promedio, que por lo general se venden en la calle y terminan siendo productos falsificados, de contrabando o fabricados con materiales de dudosa procedencia e inclusive materias prohibidas que comprometen la salud”, dijo el gremio

Desde Fenalco Nacional recordaron que esta situación no responde a ningún tipo de especulación de precios, sino a que la industria se vio afectada por el incremento del dólar y las materias primas.

“Hacemos un llamado a los hogares colombianos para comprar anticipadamente porque también se podría crear algún tipo de escasez en algunos productos debido a que esta alza dejó como consecuencia una menor producción en el mercado nacional”, dijo Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco a nivel nacional.

Los colegios y la lista de útiles que pueden pedir 

El Ministerio de Educación emitió la Resolución 20310 de 2022, en la que se establecen los útiles escolares que las instituciones de educación básica pueden solicitar.

De acuerdo con la ley, las instituciones educativas del país no pueden exigir proveedores o marcas específicas de elementos escolares.

Asimismo, en caso de necesitar materiales para la administración o el aseo de las instalaciones, como papel higiénico, toallas y desinfectante, entre otros, se deben cobrar dentro de los valores de la matrícula y la pensión, y no deben figurar en la lista de útiles escolares.

El Ministerio de Educación Nacional explicó que a los y las estudiantes solo se les puede exigir un uniforme para uso diario y otro para actividades de educación física, recreación y deporte. De igual manera, el no portar el uniforme por dificultades económicas no será causal para negar el cupo al estudiante o impedirle la entrada al establecimiento educativo.

Otra de las aclaraciones de Mineducación en esta resolución es que a los padres de familia o acudientes no les podrán exigir la totalidad de los útiles escolares al inicio del año, según la ley estos pueden ser adquiridos en la medida en que sean requeridos para el desarrollo de las actividades escolares.

¿Cómo notificar posibles irregularidades? 

Si al momento de recibir la lista de útiles escolares para el 2023 percibe alguna irregularidad, el padre de familia o acudiente del estudiante debe comunicarse con la institución educativa para resolver las dudas y los cuestionamientos que surjan al respecto.

Si el colegio no da respuesta, los padres de familia o acudientes pueden interponer la denuncia ante el Ministerio de Educación, las alcaldías y las secretarías de Educación.

El Ministerio de Educación Nacional brinda orientaciones a las secretarías de Educación, los establecimientos educativos y a los padres de familias sobre las directrices de Ley que están vigentes en la solicitud de materiales educativos para este año 2023.

Las listas en mención, que incluyen útiles, uniformes y textos, de acuerdo con la Ley 1269 de 2008, deben ser entregadas a los padres de familia en el momento de la matrícula.

Estas listas deben haber sido previamente aprobadas por el Consejo Directivo, organismo en el que tienen representación los padres de familia, estudiantes y exalumnos.

Los establecimientos educativos no pueden exigir que las familias les entreguen los materiales. De esta forma se evita que les trasladen a estas parte de sus costos de operación, al requerir productos que son para la administración o aseo de sus instalaciones. Estos deben cobrarse dentro de los valores de matrícula y pensión.

En términos generales, tal como lo establece el artículo 15 de la Resolución 18066 de 2017, los establecimientos educativos no pueden incurrir en prácticas restrictivas de la competencia en materiales educativos, tales como útiles, uniformes y textos, así como el exigir proveedores, marcas específicas o el establecer mecanismos que de cualquier forma impidan la concurrencia de múltiples proveedores.

Adicionalmente, si los padres de familia encuentran alguna irregularidad en las listas pueden entregarlas a las secretarías de educación, para su revisión.

´Estamos iniciando la temporada escolar de principio de año, que es la más importante para la industria de papelerías y representa el 50 % de las ventas para la industria. Los costos para nuestra industria se han elevado entre un 35 % y un 43 % frente a la temporada escolar de hace un año; no obstante, el consumidor final ve reflejado un incremento entre 15 % y el 18 %, coherente con la inflación que estamos viviendo”, indicó el Comité del Sector de Papelerías.

En efecto, dentro de los cálculos de Fenalco, la lista de útiles de preescolar costaría $360 mil pesos; la de primaria, que es la más económica, estaría alrededor de los $222 mil pesos, y la lista de bachillerato, en unos $412 mil.

Según el Comité del Sector de Papelerías, “los costos para nuestra industria se han elevado entre un 35 % y un 43 % frente a la temporada escolar de hace un año; no obstante, el consumidor final ve reflejado un incremento entre 15 % y el 18 %, coherente con la inflación que estamos viviendo”.

Frente a este panorama un padre de familia puede invertir en promedio $350.000 para la compra de útiles escolares, que no incluyen los textos o libros; es de aclarar que este valor varía dependiendo de la cantidad de productos, marca, lugar donde se compre, y del curso, para preescolar podría estar alrededor de $360.000, para primaria $222.000 y para bachillerato un promedio de $412.000.

Los útiles escolares que más se falsifican son lápices, colores, bolígrafos, marcadores, seguidos de cuadernos y carpetas plásticas. Además, esta práctica representa pérdidas de hasta un 25 % para los papeleros legales y una disminución de hasta 80 % en el rendimiento de los productos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más