HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Desde el 23 de enero aeropuerto quedará sin policías otra vez

La coronel de la Policía Metropolitana, Adriana Paz, aseguró que no hay convenio vigente entre la institución y la concesión Aeropuertos de Oriente, por lo tanto, sólo seguirá el acompañamiento por medio del cuadrante de la zona.  

El pasado 28 de octubre terminó el contrato que durante cinco años la concesión Aeropuertos de Orientes S.A.S  mantuvo con la Policía Nacional para la vigilancia de la terminal aérea de Santa Marta. El privado, que opera otros cinco aeropuertos del país, recientemente señaló que la fuerza pública retornaba al Simón Bolívar para el desarrollo de sus funciones, como parte de una gestión  “para optimizar la seguridad de los pasajeros.

Sin embargo, esta versión fue aclarada por la institución policial, quien detalló que desde el inicio de la temporada vacacional, los uniformados sí volvieron a la terminal aérea, sin que existiera una obligación de su parte más allá de cumplir con el Plan de Navidad que desde la Dirección General fue ordenado.

La coronel Adriana Paz Fernández, comandante de la Policía Metropolitana, señaló tajantemente que la presencia de los efectivos está limitada en el tiempo, desmintiendo la supuesta nueva etapa del acompañamiento policial que la concesión quiso mostrar.

«Informamos que la presencia del servicio de seguridad en el Aeropuerto Simón Bolívar va hasta 23 de enero, después de ese día volveremos al esquema que se está gestando desde que se levantó nuestra presencia allá: una patrulla motorizada, un cuadrante específico para esa jurisdicción que va atender requerimientos puntuales. Dos uniformados las 24 horas para recibir  los motivos de policía», dijo la alta oficial.

Asimismo, Paz Fernández, expresó que a la fecha «el convenio no se ha firmado, tampoco se actualizó, no hay contrato, simplemente lo que hicimos fue, en el marco de la conciencia y la responsabilidad, atender  la temporada».

Es oportuno recordar que la jefa de la Metropolitana, señaló recientemente que la institución recibía $1.000 al mes por uniformado, cifra que se venía pagando desde el inicio del contrato. La comandante explicó que eran alrededor de 20 a 25 policías los que brindaban la vigilancia, lo que significaba un pago de $20.000 y $25.000.

La Defensoría del Pueblo expresó su preocupación por que a la fecha, no ha sido renovado dicho contrato, lo cual genera un riesgo para los ciudadanos que cuentan con esquemas de protección y deben movilizarse por las terminales a cargo de este privado.

Hasta el momento Aeropuertos de Oriente no se ha pronunciado frente a la preocupación de la  ciudadanía de que el Estado sea quien vele por la seguridad de la terminal, pues, creen que aunque esta responsabilidad esté en manos de un privado, se necesita un pie de fuerza que dé la talla por las características del distrito.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más