HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

¡Peligro! No se bañe en El Rodadero, Essmar-EPM le arroja agua de ´caca´

Médicos salubristas y especialistas en  piel se mostraron alarmados e indignados por el hecho de que la empresa Essmar operada por EPM de Medellín contaminen de manera olímpica y sin que ninguna autoridad lo impida el mar de El Rodadero donde miles de turistas disfrutan por estos días de vacaciones. 

´La playa debió ser cerrada inmediatamente, lo que hizo la Essmar-EPM fue rociarle agua de alcantarilla, aguas residuales, aguas con materias fecales, al mar, ahí mismo en la playa en la desembocadura del canal de Las Iguanas´, dijo el ambientalista Ricardo Reátiga.

Pero lo que está pasando en Santa Marta es increíble. Una ciudad que tiene en estos momentos algo más de 300 mil visitantes, quienes vienen a bañarse en el mar han recibido la mayor frustración y peligro por parte del dúo  Essmar-EPM, que decidió arrojar al mar de El Rodadero las aguas de alcantarilla que genera la zona.

´Esa es una contaminación grave. Lo que han hecho Essmar-EPM no tiene perdón de Dios, es causarle un daño que puede llegar a ser irreversible en la piel de la persona. Depositar en la playa las aguas de caca es un crimen ambiental, y lo ha hecho de manera consciente la empresa Essmar manejada por EPM; o sea es la misma EPM la que tomó la decisión de contaminar la bahía de El Rodadero; no se sabe con qué propósitos, y esto debe ser investigado urgentemente´, reclamó el líder ambientalista Ricardo Reátiga.

Las aguas de alcantarilla las deposita en el canal de Las Iguanas el cual desemboca directamente en el mar de El Rodadero.

LA HISTORIA 

Mientras más de siete mil turistas disfrutaban de una tarde de sol en el balneario, Essmar y EPM vertían miles de litros de aguas de mierda a este humedal, alegando una falla en la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) ‘Iguanas’. Juanita Torres, subgerente de Acueducto y Alcantarillado, una funcionaria nombrada por EPM, dio licencia para que los operarios de la entidad instalarán una línea de evacuación para redireccionar las heces, dado que en las calles no cabía un desbordamiento más.

“Tuvimos una ruptura en un codo en la tubería de impulsión y estamos reparándolo en el menor tiempo posible, esto es un caso fortuito, le pedimos disculpas a ciudadanía”, declaró en su momento la señora Torres en el instante que Raúl Bayter, residente del lugar, la interpeló por el procedimiento clandestino que el binomio Essmar-EPM realizaban sin dolor alguna ni consideración con los bañistas

“Es una problemática que lleva mucho tiempo y esta solución sólo es un atropello a la salubridad y saneamiento de El Rodadero. Aguas negras a 50 metros del lugar de baño de nacionales e internacionales ¡Qué desvergonzados! Esto es una ofensa a la comunidad, ¡No hay derecho!, no hay ninguna solución a una contingencia, esto es la línea de menor esfuerzo, porque el problema no es nuevo. Soy Ingeniero Civil y técnicamente esto que hacen es un absurdo”, expresó en sus redes sociales el doctor Bayter.

El acuífero afectado por la Essmar y EPM desemboca en la bahía de El Rodadero y le otorga el nombre a la reserva natural donde por estos días del año, reposan centenares de iguanas, además, ha sido declarado de interés ecológico y de protección por las autoridades ambientales.

UN DESASTRE ANUNCIADO 

El panorama de rebosamientos de aguas residuales por las calles de El Rodadero, era un fiel reflejo que el alcantarillado no estaba soportando la carga de turistas que por estos días se hospedan en la zona, y que además demostraba que no existían planes alternativos para evitar esta debacle.

“Las salidas que ofrece la gerencia especial son paños de agua tibia, es inconcebible que nos traigan un carro vactor en la mañana y a las horas ya estemos nadando entre ‘aguas de popo’, no es justo porque nos toca buscar dónde comer o estar, porque el hedor se hace insoportable. En la carrera 6 vemos desbordamientos a cada rato”, dijo Esther Flórez, samaria quien asiste frecuentemente al balneario.

ACTUACIÓN DEL DADSA 

Ante lo ocurrido la ciudad espera la actuación del Departamento Administrativo de Sostenibilidad Ambiental (Dadsa), entidad que al tener conocimiento de lo que pasó confirmó que abrirá un proceso sancionatorio contra la Essmar por el rebosamiento de aguas residuales en el sector turístico de El Rodadero.

El pasado 6 de enero un equipo técnico del Dadsa, en atención a las denuncias de la comunidad, procedió a realizar una visita de inspección técnica en el lugar, donde pudo constatar la problemática.

«Aunque al momento de la visita se encontraba personal de la Essmar haciendo las respectivas labores para atender y solucionar la problemática, se pudo evidenciar que el rebosamiento en uno de los puntos llegaba hasta el humedal Las Iguanas, el cual es un área de interés ambiental declarado por el distrito.

Esta entidad procederá con la apertura de un proceso sancionatorio en el marco de la Ley 1333 de 2009, donde se identificarán las causas infractoras y se establecerán las medidas de compensación ambiental que se deben realizar, para reducir el impacto negativo realizado a este ecosistema estratégico de la ciudad de Santa Marta», dice el acta de verificación del Dadsa.

El comunicado de la infamia 

La empresa Essmar manejada por EPM expidió un comunicado en el que le oculta a la comunidad y de pasó a las autoridades ambientales del Distrito la dimensión de la emergencia que provocó al arrojar al mar de El Rodadero el agua de ´caca´ del sistema de alcantarillado de esa zona turística.

En su comunicado, la Essmar que hoy es manejada por EPM Medellín en calidad de Agente interventor

se ufana en señalar que solucionó la contingencia en la línea de impulsión de la Ebar Iguanas la cual se presentó el 7 de enero del presente año.

Essmar-EPM confirma de esta manera lo ocurrido en la Estación de Bombeo de Aguas Residuales, Ebar Iguanas, por causa de dos fugas en la línea de impulsión, de la cual dijeron: ´fue atendida de manera inmediata y solucionada en un tiempo récord de 8 horas, pese a que se estimaban 18 horas de trabajo para su reparación por parte del equipo técnico del área de alcantarillado´.

Lo que no dice el comunicado de la Essmar es que debieron echar todas las aguas negras al mar de El Rodadero donde se bañaban miles de personas.

Y agregan en su comunicado lo siguiente: ´Durante la atención a la contingencia, la Essmar  activó su protocolo de actuación que consistió en la presencia de más de 30 operarios, quienes trabajaron de manera permanente en la solución de los daños y la atención con cinco equipos de succión presión en los puntos donde se presentaron niveles altos de caudal´.

Con lo anterior se demuestra que Essmar está falseando la verdad, no dice lo que realmente ocurrió, ni de qué manera atendió finalmente la emergencia, la cual terminó afectando ambientalmente la playa de El Rodadero.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más